El ex retador al título de peso gallo, Michael McDonald ya no se encuentra en el octágono mas famoso del mundo.

McDonald fue muy vocal en lo concerniente a su relación con el UFC, inclusive, dió declaraciones en las que explicaba que no estaba contento con la manera en que las negociaciones entre la promotora y él estaban yendo. McDonald pidió la liberación de su contrato con el UFC el mes pasado y aparentemente, el día de ayer, ya se le concedió.

El UFC fue deshonesto en la forma en que trataron de hacer negocios conmigo y resultó en una pérdida total de mi tiempo”, dijo McDonald. “Quiero sentir que mi empleador no está intentando cortar mi cabeza”. Explicó McDonald a ESPN.com.

Aunque McDonald no ha dicho si ya esta en negociaciones con otras compañías, dejó muy claro que seguirá peleando MMA.

Estoy buscando entrar en un contrato mutuamente respetuoso con otra organización“, dijo.

McDonald, de 26 años de edad y nativo de Modesto, California, entró oficialmente en el UFC en el 2011 y desde su primer combate cuando venció a Edwin Figueroa, se perfilaba como un prospecto a seguir. Compitió por el título interino de peso gallo del UFC contra Renan Barao en el 2013, y desde entonces ha estado intermitente en cuanto a victorias y derrotas.

Actualmente se encuentra en el puesto no.9 en los rankings oficiales de las 135 libras, y el verano pasado, encabezó la cartelera del UFC Fight Night 91 junto a John Lineker, el cual lo derrotó en el primer asalto.