Michel Pereira dio de qué hablar, pero por todas las razones equivocadas.

El Peso Welter brasileño llegó en calidad de “showman” a su pelea con Tristan Connelly en el UFC Fight Night Vancouver luego de haber logrado un espectacular nocaut en su debut, pero se subió a la báscula con una libra de sobrepeso, fue criticado por todas las acrobacias innecesarias que hizo en el primer asalto y por si todo eso no fuera poco, no pudo cobrar el bono de $50,000 que ganó por Pelea de la Noche precisamente por esa libra de más durante los pesajes.

Dos días después de perder por decisión dividida, Pereira lanzó un comunicado a través de sus redes sociales (vía MMA Fighting) en el que atribuye su derrota a su duro corte de peso y al estrés:

“Chicos, pasaron muchas cosas malas. Me cansé pero no por las cosas que hice, sino por el enorme corte de peso que tuve. Tuve que perder 17.5 kg (38.5 libras) por mi cuenta, sin nadie que me ayude, y lidiar con el estrés de ayudar a conseguir la visa de uno de los que estuvieron en mi esquina. No es una excusa, pero soy un peleador que crece a medida que pasan los asaltos, pero me cansé porque mi cuerpo se apagó al inicio del segundo. Peleo por ustedes, para ofrecerles un espectáculo. Así que apoyemos más y critiquemos menos. Peleo de esta forma para que la UFC sea más divertida. Los peleadores hoy en día sólo piensan en ganar y hacen peleas aburridas, y por eso es que las MMA están de bajada. Quiero hacer a mis fans felices viendo mis peleas, pero esta vez ocurrieron cosas que llevaron a mi derrota. Perdí conmigo mismo. Regresaré y seré aun mejor. Verán que tengo la condición para pelear durante tres asaltos sin problemas”.


Notas Destacadas