El canadiense Tim Hague falleció tras ser noqueado el viernes. El deceso reabre el debate sobre si los luchadores están listos para dar el salto y combatir en el ring.

Todo parecía normal, pues el púgil se logró levantar y caminar, pero al ser llevado a revisión a un hospital, su condición se agravó, y fue diagnosticado con muerte cerebral.

La hermana del ex luchador de artes marciales escribió en su cuenta de Facebook: “Gracias a todos por sus mensajes y palabras amables. Tim permanece en estado crítico. Todos estamos con él”.
Tim Hague fue mayormente reconocido por su carrera en la MMA, donde obtuvo 21 victorias y 12 derrotas, siendo su última pelea en julio de 2016 contra Michael Andyszak.