Sean O’Malley fue sacado de su última pelea después de fallar una prueba de USADA. Hasta el momento no ha habido más novedades que las que él mismo publicó. Pero recientemente MMA Fighting ha sacado a la luz más detalles.

El próximo 14 de noviembre, el peleador de UFC se presentará ante la Comisión Atlética de Nevada para una audiencia disciplinaria en Las Vegas. O’Malley podría enfrentar a una suspensión de dos años, por USADA. Pero la Comisión también tiene jurisdicción.

Mientras, el peleador siempre se ha mostrado abierto y asegurando que no tomó nada que supiera que no podía tomar. Decía esto hablando con Ariel Helwani:

Me están castigando por algo que no hice intencionadamente. Realmente espero que sean las pastillas de cafeína que tomé. Obviamente, todos sus ingredientes están aprobados por USADA, pero puede que hubiera algo que no estaba en los ingredientes”.

O’Malley es uno de los peleadores más prometedores de la empresa y sería un duro golpe tener que estar un tiempo fuera de acción sin poder competir. Así que veremos qué sucede dentro de unos días.