Lo que empezó como una disputa de fantasía, está cerca de ser realidad.

En horas de la tarde fue anunciado por medio de Yahoo que el combate boxístico entre Conor McGregor y Floyd Mayweather, finalmente se realizará el próximo 26 de agosto en Las Vegas, probablemente en el MGM Grand Garden Arena, donde ya se apartó la mencionada fecha.

Si bien se desconocen detalles acerca de la repartición de bolsa (porcentajes), todo está listo para que la disputa más esperada en la historia de los deportes de combate se realice, uniendo a las máximas estrellas de dos deportes diferentes: las artes marciales mixtas y el boxeo.

Durante casi un año se han estado generando informaciones acerca del próximo combate entre ambas superestrellas, siempre quedando la situación en rumores y secretos a voces, pero como el mismo McGregor lo anunció esta tarde a través de twitter, “the fight is on”.

Mayweather es considerado por muchos el boxeador más grande de la historia y no se discute que en su época, fue de lejos el mejor, dejando foja invicta de 49-0 desde 1996 hasta 2015. Una victoria sobre McGregor, le dejaría su récord en 50-0, superando así la marca de Rocky Marciano.

Además, Mayweather posee un atractivo monetario importante para aceptar la pelea, ya que podría obtener más de 100 millones de dólares por solo subirse al ring, esto sin contar sus honorarios por patrocinios y otros elementos.

Por su parte, McGregor ha demostrado en el UFC que tiene una fuerte pegada con su mano izquierda, misma con la que conquistó su segundo cinturón simultáneo, tras noquear a Eddie Álvarez en el Madison Square Garden de Nueva York.

Llegó el día que todos esperaban, la pelea va. En cualquier momento se estarían pronunciando ambos peleadores, así como también el presidente del UFC, Dana White y el CEO de Mayweather Promotions, Leonard Ellerbe.