Crédito imagen: Instagram Conor McGregor (@thenotoriousmma)

En esta serie de conferencias de prensa y careos entre Floyd Mayweather y Conor McGregor se está confirmando algo que se viene hablando desde hace tiempo: el irlandés es el rey indiscutido de la venta de PPV en el mundo de los deportes de contacto.

No estuvo para nada equivocado Dana White cuando dijo hace cuatro años: “este chico (McGregor) será más grande que Anderson Silva”. Cada vez que abre la boca o se mueve, el orgullo de Dublín genera dinero. Por eso no es casualidad que con pocas peleas y a duras penas un año como campeón, sea el atleta mejor pago de la historia de UFC.

McGregor rompía todos los códigos de las conferencias de prensa al robarle el cinturón a Aldo.

La llegada del actual rey de los pesos ligero a la élite de las artes marciales mixtas marcó un antes y un después, en la manera en la que se desarrolla económicamente esta disciplina. En los inicios, los promotores buscaban a los mejores dentro de la jaula. El rasgo físico y técnico eran los dos valores que tenían peso en la balanza a la hora de ser elegido.

Hoy en día esos factores siguen siendo importantes, pero la soltura que tiene el atleta a la hora de enfrentar los micrófonos tomó protagonismo. No solo basta con dar show dentro de la jaula, sino que también hay que hacerlo fuera de la misma. Puede parecer sencillo, pero una gran cantidad de deportistas les está constando adaptarse a esta nueva era, como por ejemplo Demetrious Johnson, actual campeón mosca de UFC.

No importa ante quienes y menos dónde, notorious es siempre el centro de atención en las conferencias de prensa. Cada detalle en su vestimenta, forma de moverse o frase que dice hace estallar al público: sus fanáticos rien o disfrutan mientras que sus detractores lo abuchean. McGregor es la grieta en las artes marciales mixtas. Están quienes lo aman y quienes lo detestan, pero todos los quieren ver.

En cada detalle está el irlandés a la hora de enfrentar a las cámaras. Crédito: MMAFIGHTING – SHOWTIME.

El autoestima es parte fundamental del éxito que tiene el irlandés en estos eventos previos al combate. Si uno escucha sus declaraciones en su primera pelea en UFC (6 de abril de 2013 vs. Marcus Brimage) parece ser uno más de la bolsa. Genera sonrisas, pero a un nivel de cualquier peleador de artes marciales mixtas. Esto quiere decir que los triunfos deportivos son directamente proporcionales a su evolución (o involución según quien lea) a la hora de expresarse, tanto antes como después de cada batalla.

Cuando un atleta firma para pelear contra McGregor, el primer round no lo tiene cuando se cierra la puerta y el árbitro da la orden, sino que todo comienza en los cruces verbales. Hay que ser fuerte mentalmente para evitar que las constantes burlas de tu rival te dominen. Cuando el cuerpo se llena de ira, ahí es cuando se oficializa que notorious ganó el primer asalto. José Aldo sufrió este ataque constante, y su largo reinado se destruyó en tan solo trece segundos ¿la razón? los sentimientos dominaron a la mente fría.

Lo de McGregor es provocación constante.

No tiene un adversario sencillo en esta súper pelea. Mayweather es otro que sabe vender. Dentro del boxeo siempre busca la polémica para llamar la atención de un público que cada vez disfruta menos su forma de boxear (en su retiro contra Berto vendió solo 400 mil PPV, mientras que su promedio es de un millón por combate).

La gran pregunta que se hacen todos los analistas, fanáticos y deportistas es ¿se podrá meter en la cabeza de money, Conor? ¿será capaz de generar lo mismo que con Aldo o Alvarez? La respuesta estará en unos días. Hasta ahora, la gran mayoría del público apoya al irlandés. No hay seguridad si es por gusto de como pelea, por el desprecio que algunos tienen con Mayweather o si lo hacen por lástima (ya que deportivamente es el norteamericano quien tiene la ventaja).

Pero lo tiene. Floyd no está acostumbrado a hablar mientras lo abuchean, ni menos que su rival genere que todo el público le grite fuck you mayweather.Habrá que ver como reacciona ante esto que es totalmente nuevo par él y para su equipo. La joya del boxeo moderno no tiene el apoyo de los fanáticos. Se lo robó todo McGregor en dos conferencias. Solo un rey puede lograr eso.

 

Participa de la conversación