Yair Rodríguez está a minutos de subirse al octágono para tener la pelea más importante de su vida, cuando enfrente al ex campeón Frankie Edgar en la cartelera estelar del UFC 211.

Hoy podríamos vivir un hecho histórico para las artes marciales mixtas latinas, que siguen creciendo a pasos agigantados. Si el pantera logra irse con los brazos en alto, será el primer atleta cien por ciento latino (Brasil es parte de latinoamérica geográficamente, pero por la gran diferencia de nivel que hay con el resto de los países vecinos, queda a la altura de naciones como Estados Unidos o Rusia) en entrar en la discusión seria de un combate por un título mundial.

Caín Velásquez, Jorge Masvidal, Diego Sánchez y otros tantos deportistas con raíces latinas se diferencian de Rodríguez por el simple hecho de haberse formado plenamente en Estados Unidos, país que tiene una ventaja muy amplia en cuanto a infraestructura, sparring y sobre todo en lo que se invierte en las MMA.

No será nada fácil lograr el cometido, ya que del otro lado está uno de los peleadores más duros de todas las categorías. Frankie Edgar tiene todo: buen cardio, derribos y un peligroso boxeo. De hecho, con el único que perdió en la división es con el actual campeón: José Aldo. También es un pleito importante para el estadounidense, porque de ganar quedaría al borde de ser el próximo retador.

Es muy difícil saber quien va a ser el ganador, pero seguramente será una gran batalla. Desde cada uno de los países de nuestro hermoso continente, dentro de pocos minutos, estaremos apoyando a uno de los orgullos latinos que nos hace un lugar en élite de las artes marciales mixtas mundiales.


Comments

comments