De llegar a haber ganado en el UFC 253, el plan de Paulo Costa era dejar vacante el cinturón de las 185 libras para subir a los Semi-Completos.

No obstante, el vulgar gesto con el que Israel Adesanya celebró después de finalizarlo en el segundo asalto es algo que ha convencido al brasileño de permanecer en la división. Así lo afirma su representante, Wallid Ismail.

«Adesanya es en lo que está enfocado. Estaba pensando en subir pero ya no lo hará porque quiere volver a pelear con Adesanya, y la UFC se lo debe», dijo el manager en conversación con Guilherme Cruz de MMA Fighting. «Él permanecerá en las 185 libras porque está realmente molesto por la actitud de Adesanya después de la pelea. Es un vagabundo. Los guerreros pelean, y cuando se acaba, se acaba. ¿Pero hacer eso después de la pelea? Es un vagabundo, y no sabe la pesadilla que le espera».

Según Ismail, Costa quedó enfurecido desde haberse enterado del gesto del nigeriano.

«‘Borrachinha’ está furioso. Fue asqueroso. Adesanya mostró su falta de carácter. Los guerreros resuelven sus problemas en la jaula. Pero él es un vagabundo. Eso fue lo peor que pudo haber hecho».

Si Costa quiere volver a poner sus manos sobre Adesanya tendrá que ganar al menos una pelea, porque el próximo retador al cetro del africano invicto saldrá del choque entre Robert Whittaker y Jared Cannonier, a tener lugar como la estelar del UFC 254.


Notas Destacadas