C.J. Hancock volvió a nacer dentro de la jaula de Legacy Fighting Alliance.

El peleador de artes marciales mixtas anunció a través de su cuenta de Facebook que estuvo muerto luego de caer por nocaut frente a Charlie Ontiveros en la Arena Theatre de Houston, Texas.
“Bueno, fallecí anoche en la jaula”, escribió Hancock. “Estoy bien, gracias a todos. Responderé cuando pueda. Mi corazón se detuvo y tuve una falla renal, realizaron reanimación cardiopulmonar y me hicieron un electrocardiograma dos veces para traerme de vuelta.

“Aún no estoy seguro de por qué sucedió, tuve un duro corte de peso. Los médicos dicen que no debería pelear de nuevo, estoy devastado, supongo que sólo seré entrenador de ahora en adelante. Aún planeo competir en jiu jitsu brasileño y súper peleas de BJJ, cuando esté mejor. Gracias a todos los que me apoyaron”.

Hancock, de 32 años de edad, tiene marca 2-3 en su carrera profesional y no ha ganado desde el 13 de mayo del 2016.

David Maldonado, médico que socorrió al luchador

El CEO de LFA, Ed Soares, reconoció el trabajo de los cuerpos de emergencia para salvar la vida de Hancock.

“Es una situación muy desafortunada en la que Hancock recibió una patada al cuerpo durante su pelea”, indicó Soares en un comunicado dirigido a MMAFighting.com. “Luego que la patada fuera conectada, hubo unos segundos de retraso y después colapsó en la jaula. Nuestro cutman David Maldonado inmediatamente reconoció el problema y avisó al equipo médico sentado frente a la jaula. Ellos lograron resucitar y estabilizar a C.J. y lo llevaron al hospital en ambulancia donde determinaron que había tenido una falla en el riñón. C.J. se está recuperando en este momento en compañía de sus amigos y familia”.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)