Serena DeJesus o Southpaw Outlaw como le dicen, gano el sábado pasado su debut profesional en las MMA en la promoción Fusion Fight League en el Four Seasons Arena en Great Falls, Montana. Ella es diagnosticada con autismo y se convirtió en la primera peleadora profesional en debutar con este síntoma, recordemos que el autismo es un trastorno psicológico que se caracteriza por la intensa concentración de una persona en su propio mundo interior y la progresiva pérdida de contacto con la realidad exterior.

“Esta es una gran motivación por la que peleo, quiero mostrar que se pueden hacer buenos modelos a seguir en la comunidad de autismo, el mundo admira a los luchadores. Puedo ser un ejemplo que si se puede, ya intentarlo es algo dificil, pero es genial.


Tengo dos hermanos que también son autistas, y ellos también lo están haciendo en las MMA. Uno de ellos quiere pelear cuando obtenga la mayoría de edad, el otro también quiere debutar pronto. Comento Serena en entrevista luego de su victoria.

Abril es el Mes Nacional de Concientización sobre el Autismo. Comento Serena.