Estaba previsto que después de Bellator 206 comenzará en televisión una superfiesta para los aficionados después del evento. Pero no pudo ser así, no en el Reino Unido. El gobierno tomó la decisión de hacer algunos cambios en la programación.

En vez de ver el show que esperaban ver, tuvieron que ver a Peppa Pig.

Esta fue una de las preguntas a las que tuvo que responder la empresa en la conferencia de prensa posterior al evento. Esto dijo vicepresidente senior de marketing y comunicaciones de Bellator, Dave Schwartz:

Es la regulación del gobierno. Ese contenido no era adecuado para las 6 de la mañana, por lo que tuvieron que poner la programación infantil“.