Últimamente parece que no le cae bien a nadie y se lo está ganando bien a pulso. Son muchas las salidas de tono que continuamente tiene.

Solo recientemente, aun tenemos en la memoria el incidente con Ryan Bader con el que casi llega a las manos en rueda de prensa, la actitud chulesca con Fabricio Werdum durante el desayuno por estar departe de su compañero Caín Velásquez o la pelea que tuvo con con Jon Bones Jones en un acto promocional donde fueron ambos sancionados.

Por otra parte y también recientemente ha declarado que en su división excepto Jones y el, los demás no cuentan por estar a un nivel más bajo que ellos menospreciando a excelentes luchadores.

Además de esto, su actitud está fuera de lugar cada vez que coge un micrófono como por ejemplo en las últimas veces con Joe Rogan, contesta con tono siempre despectivo y maleducado sin darle posibilidad de preguntarle de nuevo cogiendo el camino de mala manera y sin despedirse.

No nos cabe duda que es un excelente luchador, no lo vamos a descubrir ahora, pero quizás el que la gente pueda pensar que el cinturón que posee es temporal porque nunca se lo arrebato al campeón Jones es algo que lo supera, pero que no lo autoriza, ni le da derecho para mostrar esta errónea actitud que cada vez usa con más frecuencia.

Diego Ortiz “El Matador”


PróximoRonda Rousey hace historia de nuevo
Anterior Captain Marvel: ¿qué dijo Kevin Feige sobre Ronda Rousey como la superheroína?
Además de haber estado dirigiendo su programa radiofónico de deportes durante 6 años retransmitía partidos de futbol visitando los mejores estadios de España entre los que se encontraron Santiago Bernabeu o Nou Camp entre otros. A pesar de su afición al fútbol su verdadera pasión son las artes marciales que practicó desde la edad de 8 años y más concretamente el judo que lo enamoro desde la niñez. Por ello desde hace muchos años ha escrito para varios medios especializados en MMA, siendo el ya desaparecido “El Octágono” el primero de la mano de su amigo “Camilo Ortiz”. Un buen día cuando tenían que presentarlo en antena en un programa realizado desde Miami, le pregunto Camilo que cual era su apodo y le dijo que ninguno, pero le insistió que tenía que ponerle alguno y como era de España y allí había toros, pues que “El Matador” y es así que desde hace muchos años es conocido por la enorme comunidad latina que ve sus vídeos y lee sus artículos después de aquel bautizo repentino. “La verdad es que en España hace muchos años era imposible hablar con nadie y te miraban con cara rara al decir MMA o UFC o algún nombre de luchador”. Lo cierto que ahora parece que la extensión y crecimiento de este deporte ha hecho que ya muchos se vayan aficionando, aunque reconoce que: “todavía los que llevamos tiempo en esto debemos seguir aportando nuestro granito de arena para hacer que llegue a todo el mundo este maravilloso deporte” Actualmente está metido de lleno en las MMA siendo reportero acreditado por UFC en eventos en Europa y ampliando cada vez más el número de hispanoparlantes que siguen sus vídeos y artículos desde todo el mundo, lo cual es un orgullo para el.