Quinton “Rampage” Jackson completó su contrato con Bellator MMA ayer por la noche, pero las largas disputas contractuales de la leyenda del deporte hacen de su futuro algo confuso. “Sé que esta fue nuestra última pelea con Rampage, pero escuché rumores de que tiene un contrato de un par de peleas en la UFC”, dijo el presidente de Bellator, Scott Coker, en la conferencia de prensa tras Bellator 175. Jackson fue parte de una batalla legal entre la UFC y Bellator y, aunque terminó peleando para la última tras un solo encuentro en el octágono, se cree que su contrato con la UFC aún está vigente.

Creo que tiene que ir y cumplir con sus obligaciones, y después de eso no sé si sea un agente libre o cuál será su situación”, siguió Coker sobre el futuro de Rampage. De ser la última pelea de Jackson en Bellator, el veterano abandona la empresa tras su primer derrota en más de cuatro años. Su caída frente a Muhammed “King Mo” Lawal en la estelar de Bellator 175 cortó con una racha de cinco victorias. “El tipo es una leyenda y estoy contento de que pelee con nosotros. Está llegando al final de su carrera, pero los fanáticos lo aman”, concluyó Coker.

Por su parte, Rampage se toma las cosas con su habitual humor y no dio indicios de su futuro: “Lo que sigue ahora es comer un poco de pizza, probablemente emborracharme y después ir a casa a jugar videojuegos. Me tomo las cosas día por día”.

Participa de la conversación