Aquellos que hayan visto el pesaje oficial, con un ojo clínico, habrán podido ver esta imagen. Inmediatamente que McGregor dio el pesaje bajo de la balanza y un sujeto estaba esperándolo con una botella, la cuál tomó sin demora y empezó a beber.
Dejanos contarte que estaba sucediendo:

Artes Marciales Mixtas (MMA): Corte de peso en atletas previo a una competición.
Todos los atletas de MMA deben pertenecer a una categoría de peso, lo que implica tener un peso corporal específico antes de competir. La idea de las categorías de peso es congregar atletas o luchadores que sean de un tamaño y fuerza similar, tratando de igualar sus capacidades físicas y minimizar el riesgo de lesión.

A partir de esto, muchos atletas utilizan como estrategia de competición una reducción drástica de su peso corporal para encajar dentro de los parámetros del pesaje oficial previo a la competencia, luego retornar a su peso anterior (un peso mayor al del pesaje) y obtener una hipotética ventaja física sobre el oponente.

Existe evidencia documentada de luchadores, judocas y atletas de MMA que reporta que los competidores reducen su peso corporal en muy poco tiempo de forma previa a un evento oficial. Este agudo y rápido descenso de peso, como se conoce en la literatura, usualmente es una combinación de estrategias potencialmente peligrosas como una restricción severa de ingesta de comida y líquidos, el uso de saunas, entrenar en un ambiente con alta temperatura, el uso de diuréticos y laxantes y la inducción del vómito. Sin embargo, estas estrategias que buscan un posterior aumento del rendimiento, tiene consecuencias fisiológicas negativas que implican una gran afección de la salud y del rendimiento atlético.

Entre los efectos adversos encontrados hablamos de deterioro del uso de glucógeno, disfunción del sistema nervioso central, aumentos de la temperatura central, daño cardiovascular y problemas de salud relacionados con la deshidratación. Existen casos registrados de atletas que fallecieron de daños cardíacos causados por niveles de deshidratación del orden de 6.7 a 10% del peso corporal.

Una revisión de la fisiología de las MMA presenta un estudio de Jetton et al. Donde se cuantificó la magnitud de deshidratación, ganancia de peso aguda y rehidratación en atletas de MMA antes de la competición. Los resultados mostraron que los atletas de MMA ganaron un promedio de 3.4kg o 4.4% de su peso corporal aproximadamente 22 horas antes de la competición. 39% de los atletas, inmediatamente antes de la pelea, presentaban indicadores en la orina de serios niveles de deshidratación.

Los autores concluían que la mayoría de los atletas de MMA no podían rehidratarse de forma adecuada antes de la competencia, por lo que llegaban a la pelea en condiciones de deshidratación. Sabemos que la deshidratación se relaciona con bajas en el rendimiento y riesgo de salud que potencialmente puede ocasionar la muerte. Por lo que estás prácticas, no apoyadas por las academias deportivas no solo pueden tener un efecto adverso al buscado sino que en determinados casos podrían aumentar considerablemente el riesgo de lesión e incluso muerte.

Fuente:
Souza-Junior, et al. (2015). Mixed Martial Arts: History, Physiology and Training Aspects. The Open Sports Science Journal, 8, 1-7.

Autorizado para publicación en mma.uno, por https://www.facebook.com/pizzurnofitnesstrainer/

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)