Con la confirmación de la pelea Ben Askren-Robbie Lawler, en el evento UFC 233 en enero, se despeja la incógnita de quien iba a ser su primer “víctima”. Luego de insultar y tratar de intimidar a casi todos los peleadores de ranking del peso welter de la UFC, Askren se ha calmado un poco.

¿QUIÉN ES BEN ASKREN?

Para muchos hasta hace un par de semanas, su nombre era desconocido. Askren es un luchador estadounidense de élite y peleador de artes marciales mixtas, que cuenta actualmente con 34 años. Empezó a competir en deportes de equipo en la escuela secundaria (baloncesto y fútbol), pero se frustraba cuando dependía del desempeño de sus compañeros, así que escogió un deporte individual como la lucha.

Estudió y obtuvo un título de geógrafo en la Universidad de Missouri, y aunque generalmente tenía buenas calificaciones, estaba ahí realmente para desarrollar su carrera de luchador. Su récord fue 153–8, y durante sus dos últimos años terminó invicto en 87 encuentros. Fue seleccionado en el All-American (los mejores de EEUU) en cuatro ocasiones. También fue campeón dos veces de la NCAA Divison 1, que es la élite de los luchadores en ese país.

Durante su vida universitaria ya compartía con quien es uno de sus mejores amigos, el campeón del peso welter de la UFC, Tyron Woodley, solo que Woodley competía en las 165 libras y Askren en las 174.

En 2008, formó parte del equipo de lucha de EEUU que participó en los Juegos Olímpicos de Beijing, donde obtuvo el 6to lugar en la categoría de los 74kg. En ese equipo coincidió con Henry Cejudo, actual campeón del peso mosca, y ganador de oro en esa misma olimpiada, y con Daniel Cormier, quien era el capitán del equipo, y es el actual campeón de los pesos pesado y semipesado. Vaya equipo!

Askren dice que es cinta negra en jiu jitsu, aunque aparentemente nunca ha estudiado este arte marcial y reta a cualquiera con ese mismo rango a ganarle en un encuentro. Ha criticado abiertamente a uno de los mejores grapplers del mundo, el brasileño Demian Maia, como “muy básico”.

Luego de su paso por las olimpiadas, Askren decide hacer la transición a las artes marciales mixtas y comienza a entrenar en uno de los mejores equipos de los EEUU, el American Top Team, probablemente por recomendación de Tyron Woodley, quien para entonces ya era parte de ese grupo.

ASKREN EN ARTES MARCIALES MIXTAS

En 2010, participa en el torneo de peso welter de Bellator, ganándolo luego de 3 victorias. Eso lo llevó a pelear por el título, el cual conquistó al derrotar al entonces campeón Lyman Good por decisión. Por cierto, Good está ahora en la UFC con récord 2-1 y en el UFC 230 vimos como despachó brutal y fácilmente al veterano Ben Saunders. Quién sabe si se verá las caras nuevamente con Askren en la UFC.

Luego de 4 defensas exitosas como campeón en Bellator, en 2014 pasa a ONE Championship, donde también gana y defiende en el título en 4 oportunidades. ONE es una importante promoción de AMM de Asia, siendo la mayoría de sus competidores de ese continente (Filipinas, Malasia, India, Myanmar, Japón Tailandia, Indonesia, China, Camboya) aunque también hay varios brasileños y estadounidenses. Se espera que, con la reciente incorporación de Eddie Álvarez, excampeón ligero de Bellator y UFC, y Demetrious Johnson, excampeón del peso mosca de la UFC, y considerado por muchos como uno de los mejores peleadores de la historia, la popularidad de ONE empiece a expandirse fuera de Asia.

Askren se retira en noviembre de 2017, siendo campeón invicto de One, pero siempre con la puerta abierta para volver por la puerta grande. Ya en 2013, cuando se retiró de Bellator, también como campeón invicto, Askren estuvo en conversaciones con la UFC, pero supuestas diferencias entre él y Dana White impidieron finalizar su contratación. Dana White dijo “Pensé que Tito (Ortiz) era el ser humano más tonto que he conocido, pero este tipo (Askren) es un imbécil absoluto”. Al parecer no se llevaron muy bien.

Finalmente, Askren ha sido contratado por la UFC y, como mencionamos al principio su primer contrincante será el siempre duro, y excampeón welter, Robbie Lawler.

¿PESO WELTER?

Su pase a la UFC en el canje con Demetrious Johnson, trae varias interrogantes. Askren siempre ha competido en el peso welter, cuyo campeón en UFC es su compañero de entrenamiento y amigo desde los 17 años, Tyron Woodley. Ambos han sido claros en que nunca se enfrentarán en el octágono. Askren ha afirmado que, en caso de que el campeón se lesionara y le ofrecieran pelear por el titulo interino, lo haría, pero nunca se enfrentaría a su compañero. Woodley, por su parte, ha afirmado que Askren puede ser campeón de la UFC sin tener enfrentarse a él (???), y que nadie en el ranking del peso welter puede ganarle.

Askren ha mencionado a Khabib y a Georges St. Pierre como posibles oponentes. El problema es que Khabib está en el peso ligero (si bien en sus comienzos peleaba en welter), y en esa división tiene al menos 3 excelentes retadores: Tony Ferguson, Dustin Poirier y Kevin Lee. Aparte de eso, seguramente veremos una revancha contra Conor McGregor. Para completar, el ruso está realmente interesado en pelear (en boxeo) contra Floyd Mayweather, y contra GSP. Cualquiera de esas peleas luce más interesante y rentable que un combate contra Askren. Al menos por ahora.

Por su parte, GSP, en unas declaraciones hace algunos meses, dejó la puerta abierta al mencionar que si Askren logra sumar un par de victorias que hagan sentir su presencia en la UFC, podría enfrentarlo, pues representa un interesante reto desde el punto de vista técnico.

El mismo Askren ha dicho que es físicamente imposible para él bajar al peso ligero. Si pelea en el peso welter no optaría por el título. ¿Y entonces? Luego de la tremenda demostración que dio Woodley en su más reciente defensa, creemos que estará como campeón por un buen tiempo. Ya ha vencido a “Wonderboy” Thompson, a Robbie Lawler, a Demian Maia y a Darren Till. El próximo en la lista debería ser Colby Covington, y creemos que ni siquiera su amigo, Donald Trump, apostará algo por él.

Es importante mencionar que, si bien Askren ha sido dominante en Bellator y One, no ha enfrentado grandes nombres, quizás con la excepción del brasileño Douglas de Lima, quien es considerado un excelente peleador (Welter #9 en el mundo, según el USA TODAY Sports/MMAjunkie MMA ranking y #6 según la página web Sherdog). ¿Podrá ser tan dominante en otra liga, como la UFC?

Su récord en Bellator (2010-2013), de 9-0, incluye 6 decisiones y 3 finalizaciones (66% – 33%). En ONE, en 6 victorias, acumuló 5 finalizaciones y una sola decisión (83% – 16%). ¿Es eso un indicativo que en ONE le resultó más fácil ganar? ¿O quizás Askren ha ido mejorando con el tiempo?

POPULARIDAD

Como sabemos, la UFC es una empresa y su objetivo es hacer dinero. Por eso el peleador favorito de Dana White es McGregor, no importa lo que haga. Mientras más popular es un peleador, más gente está dispuesta a pagar por verlo. La fórmula es muy sencilla.

En términos de popularidad, Askren no tiene mayores credenciales. Es ampliamente conocido en el ámbito de la lucha universitaria y profesional en EEUU, pero no como deportista y figura pública a nivel mundial. Sus 135 mil seguidores en Instagram (duplicados desde su firma con UFC) están muy lejos de los 2 millones de GSP, los 13 millones de Khabib, y a años luz de los casi 30 millones de McGregor. En Twitter (donde suele estar muy activo) la situación es similar, aunque menos dramática. Con 120 mil seguidores, hay una gran diferencia con Khabib (640 mil), GSP (2 millones) y por supuesto, con el dueño del whiskey Proper Twelve que tiene 7,5 millones de personas que leen cualquier cosa que ponga.

A Askren le gusta hablar mal e intercambar insultos con otros peleadores, por lo que creemos que esos numeros empezarán a subir rapidamente.

Sígueme en Twitter: @ufchispano1