Este año 2019 trae varios cambios en la UFC. Se inicia una nueva era con ESPN, lo cual, sin duda, permitirá que las artes marciales mixtas sigan creciendo en audiencia. A finales del 2018 parecía un hecho que la división de peso mosca desaparecería, pero al parecer ha sido salvada por Henry Cejudo. También en 2018 hubo rumores de la creación de una nueva división entre los ligeros y los welters (165 libras, superligero?), en la cual muchos peleadores como Dustin Poirier, Nate Díaz y Rafael Dos Anjos manifestaron gran interés.

Revisando los rankings y las más recientes actuaciones de varios peleadores, nos atrevemos a especular sobre quienes podrían ser campeones antes de que termine 2019. Por supuesto, son solo suposiciones, y seguramente ustedes, amigos lectores puedan tener otras ideas. Los invitamos a participar en el debate.

Peso Mosca

Paradójicamente, la división de las 125 libras está más interesante que nunca con la derrota y salida de la UFC, de quien fue campeón indiscutido desde su creación, Demetrious Johnson. Con la importante y contundente victoria de Cejudo contra TJ Dillashaw al parecer sigue viva.

El campeón en 2019 pudiera ser Deiveson Figueiredo. Creo personalmente que tiene mejor golpeo que Benavides y Cejudo, y además es cinta negra en jiu jitsu brasilero, así que de ir al suelo puede ser también peligroso.

Pero cuidado, que hay un Nurmagomedov por ahí también.

Peso Gallo

TJ Dillashaw, a pesar de su reciente derrota debería mantenerse como campeón en esta división. En su peso natural es completo en todas las áreas y tiene un empuje impresionante. Su velocidad y combinaciones de golpes, que muchas veces terminan con una senda patada baja, lo hacen un excelente campeón. Recordemos que fue TJ quien terminó con la seguidilla de 31 victorias que tenía Renan Barão. Ha ganado bonos de Pelea de la Noche 3 veces y Desempeño de la Noche 5 veces. Únicas amenazas por ahora: Marlon Moraes y Jimmie Rivera.

Peso Pluma

Luego de la más reciente demostración de Max Holloway ante Brian Ortega, debería mantenerse como campeón de las 145 libras todo el tiempo que quiera. Blessed tiene probablemente el mejor boxeo de toda la UFC. En su reciente defensa, rompió el récord de más golpes significativos en una pelea, al conectar 290 en 4 rounds, alcanzando otro récord al conectar 134 de ellos en un solo round! Es un bárbaro!

Aunque hay mucho talento es esta división, no vemos a nadie que pueda amenazar su reinado. Si Holloway finalmente decide subir al peso ligero, como se ha escuchado por ahí, me aventuro a decir que el próximo campeón puede ser Renato Mohicano, quien ha demostrado excelentes condiciones. Brian Ortega sigue en la palestra aunque no se avizora una segunda pelea por el título en el corto plazo; Alexander Volkanovski y Zabit Magomedsharipov pudieran también estar cerca después de un par de peleas en 2019.

Peso Ligero

Esperemos que Khabib Nurmagomedov salga bien parado de la sanción que le espera por la trifulca durante el UFC 229, y que se saque de la cabeza la loca idea de una pelea millonaria en boxeo contra Floyd Mayweather, para que pueda seguir reinando en la UFC. En otra división llena de excelentes peleadores, no creemos haya alguien que puede sobrevivir luego de caer en las arenas movedizas de Daguestán. Ni siquiera Tony Ferguson.

La pelea soñada es contra George Saint Pierre en 165 libras.

Entre los peleadores del ranking, hay varios que pudieran ser campeones – si no estuviera Khabib -, empezando por El Cucuy, pero incluyamos también a Dustin Porier y a Conor McGregor. Yo personalmente veo a McGregor más dominante en el peso pluma, donde tuvo récord de 7-0, incluyendo un KO en el primer round contra Poirier. Pero era otro peso y otros tiempos. Poirier-McGregor es ahora mismo un extraordinaria pelea que definiría al proximo retador al título, luego de Ferguson.

Peso Welter

Tyron Woodley, otro campeón consolidado y muy completo, que tiene como base la lucha, pero también una fuerza impresionante en sus golpes, ganó su título en 2 minutos, ante un peleador que suele (o solía) dar grandes batallas como lo es Robbie Lawler. Luego ha despachado a uno de los mejores exponentes del jiu jitsu brasilero -Demian Maia-, del karate -Stephen Thompson-, y quien era el prospecto del momento, Darren Till. El británico, a quien muchos dieron como favorito, rompió un récord que nadie quiere: más tiempo sin conectar un golpe significativo en una pelea titular, con casi 10 minutos.

Entre los principales contendientes, tenemos a Kamaru Usman, pero no creemos que su lucha sea suficiente ante Woodley. A Santiago Ponzinibbio, a pesar de su excelente exhibición ante Neil Magny, creemos que le falta técnica. Hay dos jóvenes que pudieran ofrecer interesantes retos al campeón, el británico Leon Edwards, y el brutalmente frío, Gunnar Nelson. Pero quizás en 2020.

Peso Medio

Aunque Robert Whittaker ha demostrado una resistencia increíble al vencer dos veces a Yoel Romero, creemos que hay un joven que puede destronarlo este año. Hablamos del brasileño Paulo Costa, quien tiene récord de 12-0, habiendo finalizado todas sus victorias, incluyendo 11 KO’s y 1 sumisión. Porque además es cinturón marrón en jiu jitsu brasilero.

Mucho se habla de Israel Adensaya, pero creemos que al enfrentar a un luchador/grappler de alto nivel (como por ejemplo Jacaré Souza o Chris Weidman) podríamos ver ciertas carencias defensivas contra derribos, que se asomaron en su pelea contra Marvin Vettori. Está de más estar decir, que una eventual victoria en su pelea contra Anderson Silva, no dirá mucho de su verdadero potencial.

Peso Semi-pesado

Ya se ha dicho que el verdadero rival de Jon Jones y único capaz de derrotarlo es Jon Jones. Veremos qué pasa en los próximos meses, y si no surge alguna nueva locura fuera del octágono, debería mantenerse ahí. Anthony Smith no lució demasiado bien en su pelea con Volkan Oezdemir, y los codos de Jones no perdonan un solo descuido.

Quizás Dominick Reyes pueda representar un interesante reto para Jones. Reyes jugó futbol americano en la Universidad, siendo defensa y capitán de su equipo, y empezó en las artes marciales mixtas apenas en 2014. Está invicto en 9 peleas habiendo finalizado 3 de ellas en el primer round. Tiene un boxeo excepcional, conectando 6.5 golpes significativos por minuto (Jones conecta 4.4, y como referencia, uno de los mejores de la UFC, Max Holloway tiene 6.9), recibiendo solo 2.2 por minuto. Agreguémosle a eso un decente 86% de defensa de derribos, la misma estatura de Jones (1.95 m) y tenemos a un futuro retador del título. Si vence convincentemente a Volkan Oezdemir (pelea pautada para marzo de 2019) pudiera tener la oportunidad de descifrar al creativo y problemático campeón.

Peso Pesado

Esta división siempre interesante, experimentará algunos cambios este año. Daniel Cormier ha dicho que no quiere seguir peleando después de que cumpla 40 años, cosa que sucederá en 2019.

También ha dicho que pudiera hacer 3 peleas más, y además que se siente bien para seguir en el octágono. Está apostando fuertemente a una pelea-show con Brock Lesnar, pero la estrella de WWE tiene contrato con esta compañía de entretenimiento hasta agosto. No creemos que, ni Cormier, ni la UFC quieran esperar hasta finales de año por Lesnar, así que lo más probable es que le den la revancha al ansioso Steve Miocic. También existe una remota posibilidad de que Cormier baje a los semi-pesados para enfrentar de nuevo a Jon Jones.

Por otro lado, Caín Velásquez, regresa el 17 de febrero. Si se conjugan dos factores: el retiro de Cormier, y que Caín regrese con al menos 75% de su estado óptimo, creemos que lucirá el cinturón antes de terminar 2019.

Twitter: @ufchispano1


Notas Destacadas