ufc fight night 131

Los viernes por la noche, generalmente ocupados por Bellator en el mundo de las MMA, son un horario difícil para los ratings y el evento de la UFC de la semana pasada sufrió las consecuencias. UFC Fight Night 131, encabezado por el rápido nocaut de Marlon Moraes sobre Jimmie Rivera, tuvo sólo un promedio de 517 mil televidentes, el segundo peor número en horario estelar en la historia.

El único show con peores números fue la final de The Ultimate Fighter 26 con 501 mil televidentes, que también tuvo lugar un viernes y que fue encabezado por Nicco Montaño ganando el título inaugural de peso mosca frente a Roxanne Modafferi. La cartelera no tuvo que competir las finales de la NHL o la NBA, el único otro programa deportivo fue la Serie Mundial de Softball Colegial en ESPN que logró 774 mil espectadores.

La peor cifra de un programa de sábado por la noche fueron 609 mil televidentes para la final de The Ultimate Fighter Brazil 3 en el 2014, encabezada por Stipe Miocic todavía lejos del título de los completos frente a Fabio Maldonado. Cabe notar además que los números de streaming fueron muy bajos, con un promedio de 5.809 espectadores por minuto comparado a los usuales 10 mil.

La sorpresa de la noche fue que el pico de ratings de 593 mil llegó en la apertura de la cartelera principal, decisión dividida de Sam Alvey sobre Gian Villante. Rara vez la audiencia inicia el declive tras el primer encuentro, generalmente se requieren excelentes preliminares o un peleador inusualmente popular, ninguno de los dos fue el caso. Las preliminares del evento consiguieron 322 mil espectadores, el número más bajo para una preliminar en ese horario en FS1.