El legendario Rickson Gracie es toda una personalidad en el mundo del Vale Tudo y las MMA. Empezó a pelear a los 21 años, época en la que combatió en contra de Zulu (un peleador de mayor tamaño) y se retiró invicto de las MMA después de su exitoso paso por Japón.

Es una sorpresa saber que a Rickson no le gusta el camino que tomaron las MMA. No le agrada la forma en que el deporte ha crecido ni el tipo de público que atrae:

Rickson Gracie: “Esto es lo que pienso. Creo que las MMA se alejaron de lo que yo creo era su propósito, ir al gimnasio a entrenar. Hay una filosofía detrás de las artes marciales que debe ir junto con el entrenamiento y de la mano de la rutina del peleador. En estos días, el principio más importante es que no hay filosofía. Se trata del entrenamiento. Tienes que entrenar para poder pelear, patear y golpear. Cada regla te acerca a un deporte extremo sin código. Se trata del individuo. Ya nadie se preocupa del potencial técnico. Les importa la explosividad, la fuerza, la velocidad, la habilidad de resistir castigo y la tenacidad.”

En mi opinión eso es algo que degrada la imagen de las artes marciales. Creo que es algo que no debe ser un ejemplo para los niños. ¿Qué clase de padre quiere ver a su hijo en las MMA? Al mismo tiempo, ¿A qué clase de padre no le gustaría ver a su hijo haciendo Jiu-Jitsu de la forma en que debe ser enseñado? de forma correcta, en línea, organizada, aprendiendo a respetar, aprendiendo a caer y a volver a levantarse, aprendiendo a ser amable con tu oponente.
Cada padre quiere ver a su hijo aprendiendo a defenderse pero con respeto, con paz en tu corazón.

Dicho esto, no tengo interés en que las artes marciales sean mezcladas, esta cosa sin ningún tipo de doctrina ni respeto. Hoy en día, las MMA se transformaron en un circo, extremo, violento y sensacionalista, el cual sólo atrae a quienes les gusta el barbarie y la sangre.

“He peleado con el fin de enseñarle eso a mis hijos y poder decir orgulloso, ‘Mi hermano has esto o aquello porque es mejor.’ Sin embargo, ya no tengo que demostrar nada. Mi filosofía es traer al Jiu-Jitsu a quienes están interesados en las artes marciales, en una filosofía transparente, y que puedan aplicarlo para defenderse. Podemos enseñarle a sus hijos y se convertirán en mejores personas dentro de la sociedad, sin importar si es un médico o un peleador con balance, con fuerza, con dignidad y con respeto. Esa es mi motivación de vida.
No es hacer uno, dos o cinco millones de dólares por recibir golpes, sólo por ser parte de un circo, lo cual no significa nada para mí. Así que ahí es donde termina la situación.”

“Opino que hoy en día las MMA son una arena romana, donde la gente quiere ver cabezas rodando, sangre derramándose y todos lo aplauden. De hecho, eso crea un ambiente donde se da un mal ejemplo a los jóvenes, debido a que están totalmente equivocados los que piensan que ser campeón significa tener dinero.”

A todos les gusta ver a Mike Tyson, pero nadie quiere ser como Mike Tyson o ser su estudiante. A todos les gusta observar a Frank Mir y a Brock Lesnar, pero todos ven las debilidades de estos tipos, al mismo tiempo que dicen que son increíbles. Eso no es de lo que se trata todo esto. Cuando se carece de humildad, no se tiene respeto por los demás.”