robert whittaker
Crédito de la imágen: Matt Roberts/USA TODAY Sports.

Justo cuando parecía que habría orden en la división de peso medio tras el reinado de Michael Bisping y la salida de Georges St-Pierre, el campeón de peso medio Robert Whittaker se retiró de su primer defensa por problemas de salud. No uno ni dos sino que tres problemas de salud: “Antes de enfermar desgarré un tendón en mi pierna. Estabamos trabajando para compensar eso y ahí tuve una infección muy severa”, reveló “The Reaper” en los entrenamientos abiertos para UFC 221 (video de Submission Radio). “Estaba luchando para recuperarme y justo al final de la infección tuve varicela”.

Por eso tengo cicatrices en toda mi cara, estaba hecho un desastre. Si a alguien le pasó, sabe que es horrible”, bromeó Whittaker, restándole importancia a lo que bien pudo haber sido complicaciones mayores. El virus de la varicela puede tener efectos severos en los adultos, y en especial si su sistema ya está disminuido por pelear con una infección que podría haber afectado a sus órganos. “Todos saben que me gusta pelear lesionado, la mitad de las peleas que acepté estaba lesionado. Pero la infección y los antibióticos me dejaron en la lona”.

Ahora la estelar de UFC 221 será un encuentro entre el ex campeón Luke Rockhold y el contendiente Yoel Romero, por el título interino de la división, y a pesar de su situación a Whittaker le emociona el encuentro: “Cuando me dijeron que esta sería la pelea estaba encantado. Como fanático del deporte hubiera pagado para ver esto”, explicó el peleador de 27 años, que espera poder enfrentar al ganador más tarde en el año. “Los contendientes número uno y dos van a estar a los golpes, y estaré más que feliz de pelear con Yoel de nuevo o darle a Rockhold también. Veremos que pasa”.

¿Y cuándo volverá The Reaper tras un espectacular 2017, con triunfos sobre Romero y Ronaldo “Jacaré” Souza? Whittaker no tiene fecha exacta pero si tiene una idea general: “Por ahora estoy enfocado en recuperarme, voy a dejar que Yoel y Rockhold arreglen las cosas entre ellos, pero estoy bien y espero tener un gran retorno a mitad del año”.