Luke Rockhold, ya tiene cerca de un año sin entrar al octágono y al parecer su paciencia se agota y la incertidumbre de lo que pasara con la división de los pesos medios lo tiene de mal humor.  El ex campeón de la categoría hasta 84kg no esta interesado en la disputa del cinturón interino entre Yoel Romero y Robert Whittaker el 8 de julio en UFC 213.

La división está jodida, no hay peleas interesantes, no voy a volver después de todo este tiempo a una división desvalorizada.  Comento Rockhold para el sitio web “MMA Fighting”.

La ultima pelea de Rockhold fue en UFC 199 donde perdió la primera defensa de cinturón antes Michael Bisping el 4 de Junio del 2016.  UFC le ofreció una pelea para enfrentar a Gegard Mousasi pero no se llego a ningún acuerdo de las partes para firma el contrato.

Participa de la conversación