Rory MacDonald tendrá su debut en Bellator hoy por la noche, pero el ex contendiente de peso welter de la UFC ha trabajado con la empresa desde que firmó con ellos en agosto del 2016. Tras nueve meses de convivencia, “The Red King” marcó las diferencias entre las dos promociones: “Bellator quiere que cada peleador tenga su personalidad y que la gente conecte con ellos”, explicó MacDonald en una conferencia de prensa telefónica. “En la UFC eso se perdió un poco. Todos usan la misma ropa, todos están tratando de ser Conor McGregor”.

Estoy mucho más involucrado ahora en vez de ser sólo otro tipo en la fila, un número más”, siguió el peleador canadiense, haciendo eco a ideas que había expresado en su primer conferencia de prensa con la promoción. “Me siento más respetado, y siento que hay más atención al detalle a la hora de promoverme”. Aunque algunos peleadores de alto nivel que se pasaron a Bellator como Ryan Bader han tenido incentivos económicos, eso no es parte del asunto para MacDonald, que ya ha dicho que ganará menos dinero de sponsors por lo menos durante su debut.

Los peleadores son cada vez menos felices en la UFC, con cómo los tratan en general, y ven que pueden ganar más dinero”, cerró MacDonald, que no tiene la intención de decirle a los demás cómo hacer sus negocios. Pero a fin de cuentas, el Red King cree que las cosas seguirán mejorando mientras los peleadores exploren la agencia la libre y haya competencia contra la UFC. “Con más opciones para los peleadores, todos van a ganar más dinero y va a ser mejor para el deporte”.


Comments

comments