El ex campeón peso welter se detuvo a hablar con los medios después de perder el título y la final del grand prix welter contra Douglas Lima en la estelar de Bellator 232.

A pesar de haber perdido por decisión unánime, Macdonald pensó en el trascurso del combate que iba por delante en las tarjetas. Sin embargo después del combate, sintió que si hubiese hecho las cosas diferentes el resultado hubiese sido favorable para él.

“Bueno, siento que tuve buenos momentos. Los rounds estuvieron muy apretados. Lo que siento es que debí “ponerle más gas”. Siento que cuando tuve buenos momentos, retrocedía, le daba tiempo para recuperarse y dí mucha libertad. En vez de haber tenido el pie en el acelerador desde el principio”.

“Me sentí cómodo en el lugar en que estaba en la pelea. Me sentí confiado, quizás mas confiado de lo que tuve que haber estado en la puntuación. Los rounds se me fueron. Cada round estuvo apretado, no estoy tan deprimido por eso, solo me hubiese gustado haber hecho mas cosas durante la pelea”.

Al referirse sobre su nuevas creencias religiosas y como los fans especulan que ello le este afectando en su desempeño, dijo:

“Creo que tienen una mala perspectiva de esto. Siento que Jesús hizo mi vida más rica y cambio mi vida completamente desde un lugar oscuro a otro lleno de felicidad y paz. Ahora tengo objetivos y cumplimientos en mi corazón. Así que creo que no lo están mirando con la perspectiva correcta”.

Con un marcador empatado entre ambos peleadores; Macdonald cree que una tercera pelea es inevitable, pero que primero debe firmar con Bellator nuevamente, ya que su contrato expiró.

“Es muy probable que haya una revancha. Tuvimos dos peleas parejas; el ganó una, yo gané otra. Es casi inevitable que peleemos otra vez; no diría que no. Si ellos quieren hacerlo, ellos pueden hacerlo. Primero tengo que renovar, mi contrato expiró. Tenemos que lidiar con esa situación. Obviamente si me quieren dar una oportunidad titular, claro”.