SAN JOSE, CA - NOVEMBER 19: Ryan Bader celebrates defeating Jason Brilz with a knock out in the first round during an UFC Light Heavywieght bout at the HP Pavillion on November 19, 2011 in San Jose, California. (Photo by Josh Hedges/Zuffa LLC/Zuffa LLC via Getty Images)

Ryan Bader ya dijo que una de las ventajas de haberse pasado a Bellator era liberarse del contrato de la UFC con Reebok, que le costó a los atletas una gran porción de sus ingresos al quitarles sus sponsors. Previo a su debut con la empresa, una pelea por el título de peso semicompleto, el peleador ya ve a sus ganancias incrementar de manera significativa: “Ganaré tres a cuatro veces más de lo que ganaba con Reebok, de seguro”, le dijo Bader a MMA Junkie. “Tuve un par de sponsors que me apoyaron a través del asunto con Reebok y conseguimos algunos nuevos. Estamos llenos para esta pelea”.

“La gente me decía que iba a costar encontrar sponsors para Bellator pero no fue el caso”, siguió “Darth”, que fue una de las últimas adquisiciones de alto perfil de Bellator. Su situación difiere de la del ex campeón de la UFC Benson Henderson, que dijo que sólo pudo encontrar un patrocinador para su debut en la empresa hace un año, pero Bader aclaró que lo que ayudó a su caso fue mantener las relaciones previas al convenio con Reebok. “Hay muchas más oportunidades en ese aspecto, no tengo espacio para otro sponsor. Voy a ganar mucho más dinero que con la UFC”.

Para Bader, que se prepara para enfrentar al campeón de las 205 libras Phil Davis, la seguridad financiera le ayuda a mantenerse relajado y enfocado: “Me siento bien, estoy emocionado y feliz de estar en Bellator. No puedo esperar a ir por el cinturón. Voy a aprovechar al máximo la situación”.