Se rindió para no seguir castigando a su riva, se dejó perder

Un luchador con un corazón enorme. Y un sentido común más que oportuno. Hablamos de Mike Pantangco, un joven amateur, que participaba de un combate y castigaba sin piedad a su rival, Jeremy Rasner, que apenas podía levantar los brazos.


Notas Destacadas