La joven promesa de las MMA, Sean O’Malley, ha surgido como una gran estrella en UFC. Con solo 25 años de edad, el estadounidense todavía está invicto en su carrera, luego de 12 peleas, cuatro de las cuales ya han sido en UFC.

Quien sigue de cerca el éxito del joven, es el brasileño Augusto ‘Tanquinho’ Mendes, quien es responsable de mejorar la pelea en el piso del atleta y no escatima en elogios para el talento del peso gallo.

Según ‘Tanquinho’ el público aún no ha visto todo el potencial de O’Malley y destacó el potencial de su pupilo. El pasado sábado, el brasileño estuvo al lado del estadounidense en su compromiso en el UFC 250, cuando noqueó a Eddie Wineland, en el propio primer round.

Mendes, también tuvo la experiencia de luchar dentro del octágono más famoso del mundo. De 2016 a 2017, el brasileño hizo tres presentaciones (1-2), pero luego decidió abandonar la organización.

Sin actuar en las artes marciales mixtas desde junio de 2019, cuando peleó en el evento “ACA 96: Goncharov vs. Johnson”, el ‘carioca’ ha centrado su atención en los eventos de lucha. Aún con la incertidumbre sobre el regreso de otras competiciones de MMA, ‘Tanquinho’ todavía no sabe cuándo volverá a presentarse, pero sigue trabajando con la futura gran estrella, Sean O’Malley.


Notas Destacadas