Floyd Mayweather Jr. vs. Conor McGregor – combate realizado el pasado 26 de Agosto – terminó con una gran victoria por TKO en el décimo round a favor de Floyd. En el asalto número 10, Conor recibió varios golpes en la cabeza, los cuales lo sacaron de balance y obligaron a que el veterano referee integrante del Salón de la Fama, Robert Byrd, detuviera el encuentro.

Después de la pelea, McGregor aseguró que no estaba en problemas, y que su falta de equilibrio fue ocasionado por el cansancio. Sin embargo, el ex-médico del ring y médico de urgencias, Darragh O’Carrol, escribió un artículo para ‘Tonic’, en donde dijo que Conor en realidad fue mucho más lastimado por Floyd de lo que muchos creían:

Darragh O’Carrol: “El cálculo de Byrd para detener (la pelea) no estuvo basado en signos de fatiga, sino más bien en signos de lesión cerebral traumática. Ataxia, o mareo y la pérdida de balance, es una de las características de la conmoción cerebral, la cual es un tipo de lesión cerebral traumática leve. La fatiga quizás causa movimientos lentos, pero no ocasiona el desequilibrio y la mala coordinación mostrada por McGregor en el décimo round. Tambalearse, desde el punto de vista del trauma pugilístico, siempre será tratado como un traumatismo craneal y no como fatiga. Permitirle al peleador continuar sería algo extremadamente negligente”.

“Continuar el combate habría puesto a McGregor en riesgo de (sufrir un) traumatismo craneal continuo, con el riesgo de que en el futuro (tenga que lidiar con) encefalopatía traumática crónica, o peor, el daño repetido conduce a una lesión cerebral traumática severa como la hemorragia cerebral. No sería la primera vez que un boxeador experimenta esto, como el trágico caso de este año del joven Daniel Franco, quien requirió neurocirugía de emergencia para salvar su vida”.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)