Como era de esperar, Ricardo Abreu no peleará en el futuro cercano dentro del UFC… o quizás nunca más.

El peleador de peso mediano fue suspendido por cuatro años por la USADA después de fallar una prueba antidopaje mientras aún cumplía una suspensión de USADA por haber fallado una prueba anterior, según anunció el viernes una empresa relacionada al UFC. La segunda violación de la política antidopaje dio como resultado la duplicación de la duración de la sanción.

Abreu, de 33 años, resultó positivo a metabolitos de nandrolona y otros 19-Norsteroide procedentes de una muestra recogida el 21 de diciembre de 2016. El origen no natural del agente se confirmó mediante análisis de la relación de isótopos de carbono, según el informe de la USADA. Las sustancias Abreu resultaron positivas cayendo bajo la categoría de agentes anabólicos en la política antidopaje de la UFC.

Cuando se tomó la prueba de drogas, Abreu ya estaba cumpliendo una suspensión de USADA de dos años por haber resultado positivo a metabolitos anabólicos de los esteroides norandrosterona y otros 19 agentes en junio del 2016. Después de fallar esa prueba, Abreu informó a UFC y USADA de su retiro.

Abreu dijo a Guillermo Cruz, de MMA Fighting, que esperaba un fracaso en la segunda prueba y que ha estado recibiendo tratamiento para la depresión.

“Yo ya tenía un hijo de 3 años y mi esposa estaba embarazada, y no tenía ni idea de si tendríamos dinero el próximo mes”, dijo Abreu en ese momento. “Tenía miedo, y ese miedo me dominaba. Yo ya estaba un poco deprimido, y esa depresión sólo se hizo más grande. Tenía miedo de todo. No tenía valor para nada, ni energía. Pensé que nada funcionaría. Empecé “caer.

En dos peleas dentro del UFC, Abreu logró récord neutro de 1-1. Peleó por última vez contra Jake Collier en junio de 2015, perdiendo una decisión dividida.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)