Jul 6, 2019; Las Vegas, NV, USA; Jon Jones (red gloves) after his win against Thiago Santos (not pictured) at T-Mobile Arena. Mandatory Credit: Stephen R. Sylvanie-USA TODAY Sports

Hasta antes del sábado, Jon Jones no había sido comprometido tanto durante una defensa titular. La primera victoria por Decisión Dividida de su carrera ante Thiago ‘Marreta’ Santos en la estelar del UFC 239 lo refleja.

Después de cinco asaltos, Jones abandonó el octágono con ayuda y la T-Mobile Arena en silla de ruedas. Es por eso que el aún campeón de los Semi-Completos recibió una suspensión de seis meses de parte de la Comisión Atlética de Nevada.

Si Jones quiere volver a competir en diciembre como tiene previsto, tendrá que presentar una radiografía de su pie izquierdo y deberá recibir el alta médica de un ortopédico. De no hacerlo, su suspensión se podría extender hasta el 3 de enero del 2020.

UFC 239 Jon Jones Thiago Santos
Crédito: Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images

Al igual que ‘Bones’, Santos también recibió una suspensión de seis meses y tendrá que presentar una radiografía de su mano izquierda si quiere volver a competir antes del 2020.

Holly Holm y Ben Askren, víctimas de nocauts en el primer asalto, fueron suspendidos hasta el 5 de septiembre y se les recomienda inactividad hasta el 21 de agosto.

Por último, Luke Rockhold deberá someterse a una cirugía oral y maxilofacial por una mandíbula fracturada como consecuencia de ser noqueado por Jan Blachowicz en el segundo asalto.