Tony Ferguson
TJ De Santis/Sherdog.com.

Tras la salida de Khabib Nurmagomedov de UFC 209 por problemas de salud, su rival Tony Ferguson se mostró comprensivo y le deseó una pronta recuperación. Pero a días del evento y con el daguestaní asegurando que ya se ha recuperado, ha florecido la frustración de “El Cucuy”: “Fue muy irrespetuoso y muy poco profesional lo que hizo su equipo, en especial con todo lo que se dijo en la previa”, dijo Ferguson al respecto en The MMA Hour. “Me encantaría pelear con él pero no hay garantías de que se presentará. Es una falta de respeto”.

Me presenté a los pesajes con dolor en mi costado y en la espalda, pero no dije nada. Di el peso y volví a mi hotel para dormir una siesta porque no me sentía bien”, siguió Ferguson, que no se enteró de la situación hasta más tarde por lidiar con su propio corte de peso. Según El Cucuy, se despertó de su siesta para encontrarse frente a su esposa y uno de sus managers quienes le comunicaron lo ocurrido. “Al principio pensé que se había muerto un familiar o alguna otra locura. Entonces me dicen que Khabib fue al hospital y que se canceló la pelea. ¿Cómo se sentirían ustedes? Estaba en shock”.

Fue la tercera vez que se canceló el esperado encuentro entre dos de los mejores pesos ligeros del planeta, y Ferguson está listo para pasar a otro tema. “Mi próxima pelea tiene que ser por el título, me lo gané. Alguien que estemos seguros que se va a presentar”, siguió El Cucuy, haciendo hincapié en la cuestión de garantías sobre otro intento de pelear con Nurmagomedov. “Si hablamos de Khabib, tiene que haber alguna especie de seguro para esto. Es una locura que no puedo zanjar, y eso es difícil de aceptar en este momento”.