Fue promocionada a los cuatro vientos como “la mayor pelea en la historia de los deportes de combate” y se espera un número récord de compras por pay-per-view, pero Floyd Mayweather Jr. vs. Conor McGregor no consiguió llenar a la T-Mobile Arena de Las Vegas. La cifra oficial de asistencia para la Money Fight fue de 14.623 personas, a gran distancia del máximo de unas 20.500 que acepta el estadio y que Saúl “Canelo” Alvarez y Julio César Chávez Jr. lograron en Mayo. Claro que hay que tener en cuenta que los precios de los boletos para el evento de ayer podían llegar hasta los 10 mil dólares.

No diría que la asistencia fue decepcionante. A veces todo se trata de la presentación, creo que los fanáticos lo disfrutaron”, dijo el director general de Mayweather Promotions, Leonard Ellerbe, al respecto. La noche contó con la presencia de múltiples celebridades como Ozzy Osbourne, LeBron James, Jennifer Lopez, Bruce Willis y más. “Fue un gran evento con una estupenda concurrencia. No siempre nos sale todo bien, aunque por lo general ese es el caso”. La asistencia esperada para la próxima pelea de Canelo, frente al invicto Gennady Golovkin, también sobrepasa las 20 mil personas.

En lo que sí lleva la ventaja la Money Fight sobre los encuentros de Álvarez es en la recaudación. El mismo Floyd Mayweather dijo que espera que las ventas de boletos hayan conseguido más de 80 millones de dólares, lo que sobrepasaría el récord de 72 millones logrado por su pelea con Manny Pacquiao en el 2015. Ellerbe, por su parte, fue más medido a la hora de anunciar un posible nuevo récord: “Nos fue bien, tengo confianza de que es así. No tengo la confianza para hablar más hasta la semana próxima cuando tengamos todos los números. Creo que estamos cerca de la cifra”.

Participa de la conversación