Foto por Chris Unger/Zuffa LLC)

Tuvieron que pasar más de tres años para que la mano de Chris Weidman vuelva a ser alzada en medio del octágono.

En la co-estelar del UFC Fight Night Las Vegas 6, el ex-monarca de los Pesos Medianos hizo lo justo para superar apretadamente a un Omari Akhmedov que no conocía la derrota desde hace seis peleas.

Con su lugar asegurado de regreso en el top 15 por su victoria por decisión unánime ante el daguestaní, estas son las tres peleas que hacen más sentido para el ‘All-American’ tomando en cuenta posición de ranking y racha actual de victorias y derrotas.

3. Marvin Vettori

Marvin Vettori

Con su antecedente de caídas por KO, lo menos conveniente para Weidman sería arrojarlo de regreso al tanque de tiburones que es el top 5 de la división, por lo que una pelea con el número catorce de la clasificación, Marvin Vettori, sería una buena prueba para ver dónde está parado ante un Peso Mediano legítimo que también busca probarse ante un peleador de renombre.

El italiano se encuentra en racha de tres victorias seguidas y hasta empató con Akhmedov en el UFC 219. Pero lo más importante es que no es un peleador con poder de nocaut, por lo que eso, al menos en la pelea de pie, jugaría a favor de un Weidman que ha sufrido una inmensurable cantidad de daño en este tramo final de su carrera.

2. Derek Brunson

Derek Brunson

De las tres opciones barajadas, Derek Brunson es la más peligrosa.

Sin contar a Weidman y Yoel Romero, Brunson es el luchador puro más avasallante de la división, por lo que una hipotética pelea con otro luchador de ese calibre podría traducirse en una pelea totalmente de pie. Algo así como lo que vimos de Kamaru Usman y Colby Covington en el UFC 245.

En papel, si se empareja a esta versión de Brunson con el Weidman que vimos el pasado sábado, el peleador de Serra-Longo Fight Team se estaría exponiendo prematuramente a una nueva derrota por KO. Pero como el nativo de Carolina del Norte ocupa la séptima casilla del ranking, es una pelea más que factible.

1. Darren Till

Antes de concretar una pelea con un relativo en Akhmedov, la UFC intentó enfrentar a Weidman con Romero y Jack Hermansson, por lo que la intención siempre estuvo de ofrecerle al ex-campeón un nombre de calibre para su regreso a la división.

Con el neoyorquino ansioso por acortar distancia en la clasificación, un choque con el número seis, Darren Till, facilitaría su regreso al top 5.

El nativo de Liverpool no ha mostrado su mejor faceta desde haber sido brutalmente noqueado por Jorge Masvidal en el UFC Londres de mayo del 2019 y viene de sufrir su primera derrota en las 185 libras a manos del ex-campeón, Robert Whittaker, en la estelar del UFC Fight Island 3.

Si Weidman aún es una estrella bajo los ojos de la UFC, es difícil imaginar que se concrete una pelea con el británico porque ninguno realmente se podría costear una nueva derrota – especialmente el ex-contendiente Welter, quien se encuentra 1 – 3 en sus últimas cuatro contiendas -, pero si la organización se queda sin opciones este emparejamiento dejaría bien parado al ganador: el veterano de 36 años quedaría al borde del top 5 y Till cobraría su primera victoria sobre un ex-campeón.

¿Cuál de estas peleas creen que le conviene más a Weidman?


Notas Destacadas