Además de retener el cinturón peso welter en la estelar de UFC 251, Kamaru Usman reconoció el corazón y actitud de su rival, Jorge Masvidal quien aceptó la pelea a solo siete días del evento.

“Tu siempre tiene que estar un poco preocupado, especialmente con una persona como el. Mucho respeto. Muchas personas pensaron que él estaría fuera de forma, pero no estaba. El estaba entrenando, llegó preparado”; dijo Usman en conferencia de prensa tras el evento.

Masvidal aceptó el desafío de enfrentar a Usman después que el número uno de la división, Gilbert Burns, fuera retirado de la cartelera tras un positivo por COVID-19. Así como Jorge, Kamaru tuvo una semana para adaptar su estrategia frente el cubano. De esta forma, Usman afirmó que le gustaría enfrentarlo nuevamente con un mayor tiempo de preparación.

“Me gustaría tener mucho más tiempo para prepararme frente una persona como el. Saldría mucho mejor que hoy, pero hoy tuve que hacer lo que soy el mejor, que es dominar a mi rival”, concluyó.

Esta fue su segunda defensa del cinturón welter. Kamaru se coronó campeón en UFC 235, cuando venció a Tyron Woodley por decisión unánime.


Notas Destacadas