(Crédito de la imágen: Getty/Zuffa)

Claudia Gadelha pudo haber salido del TUF 23 Finale, la final de The Ultimate Fighter 23, como la campeona de peso paja de la UFC. Vale la pena reconocerlo. Durante dos asaltos, Gadelha demostró lo que vale. Controló y derribó a voluntad a la campeona y conectó con duros golpes que, en otra noche, podrían haber hecho mejor blanco y logrado un nocaut. Pero las peleas por un cinturón tienen cinco rondas, y en los llamados “rounds de campeonato” es donde Joanna Jędrzejczyk marcó territorio y se estableció como la reina indiscutida de su división y la mujer más dominante en la UFC.

Joanna Champ es una especialista en striking. Su grappling tiene agujeros, se basa totalmente en la defensa para lograr ejercitar su muay thai y Claudia Gadelha logró derribos casi a voluntad en los dos primeros asaltos. Pero la campeona no pudo ser finalizada. Gadelha se cansó. Entonces llegó el brutal ataque de Jędrzejczyk, un striking pulido y preciso que encontró 146 conecciones en tres rounds, siempre moviéndose, evitando el retorno, encontrando el nuevo ángulo para otra combinación. Los golpes llovieron, metódicamente letales y Gadelha no tuvo respuesta. Joanna Champ venció a su mayor rival por decisión unánime.

Gadelha dominó dos asaltos, pero fue masacrada durante tres. (Crédito de la imágen: Getty/Zuffa)
Gadelha dominó dos asaltos, pero fue masacrada durante tres. (Crédito de la imágen: Getty/Zuffa)

Khalil Rountree vs. Andrew Sanchez decepcionó. Crédito a Sanchez, que ejecutó lo que claramente fue la estrategia perfecta para superar a un rival de gran tamaño y fuerza especializado en el striking y logró la decisión unánime. Para los fanáticos, sin embargo, la pelea consistió de 15 interminables minutos donde Rountree intentaba golpear y Sanchez lo derribaba casi a voluntad o lo empujaba contra la jaula y lo mantenía atrapado mediante la lucha. Muy poca acción, pero lo bastante efectivo para que dos jueces le dieran una ventaja de 30-25 en tres asaltos.

La primer pelea final del TUF auguró un buen futuro. Tatiana Suarez y Amanda Cooper, ambas pesos paja del equipo de Claudia Gadelha, salieron a demostrar que pertenecen a la UFC con su trabajo en la lona. Fue Suarez quien consiguió el derribo inicial aunque Cooper pudo ajustar y llegar a la jaula, intentando una armbar que se vió peligrosa pero no dió resultado. Cambios de posición, de nuevo de pie, y otro derribo de Suarez que inició el final. Aunque la guardia de Cooper fue sólida, Suarez ajustó y cerró un ahorque Brabo que le ganó el The Ultimate Fighter 23 a los tres minutos y 43 segundos del primer asalto.

tuf 23 finale tatiana suarez amanda cooper
Tatiana Suarez superó a Amanda Cooper, y ambas dieron un mejor espectáculo que sus contrapartes masculinas. (Crédito de la imágen: Esther Lin/MMAFighting)

El debut de Will Brooks en la UFC fue victorioso, aunque no del todo ideal. Alabado como uno de los mejores pesos ligeros fuera de la compañía, Brooks tenía mucho que demostrar y aunque finalmente recibió la decisión unánime fue una pelea larga y competitiva. El ex campeón de Bellator se encontró recibiendo múltiples combinaciones de parte de su oponente Ross Pearson, quien cláramente ganó el tercer asalto, aunque pudo capturar los dos primeros rounds a base de su presión constante, control en el clinch contra la jaula y múltiples rodillazos contra el torso.

Thiago Tavares no quería una competencia de striking con Doo Ho Choi, y el resultado final del encuentro demostró por qué. Por los primeros minutos de la pelea, el brasileño buscó el derribo, lo consiguió y pasó el rato abrazado a las piernas del coreano, intentando por todos los medios impedir que se pare. Choi, sin embargo, logró ponerse de pie, y entonces Tavares quedó entre la espada y la pared de la jaula. Un jab para medir la distancia fue seguido por una derecha recta y rápida que apagó el sistema nervioso de Tavares, y Herb Dean cerró el encuentro a los dos minutos y 42 segundos.

tuf 23 finale will brooks ross pearson
Will Brooks no deslumbró, pero si triunfó en su debut con la UFC. (Crédito de la imágen: Esther Lin/MMAFighting)

En otra apertura explosiva para la segunda cartelera de la semana, Joaquim Silva deshizo a Andrew Holbrook en tan solo 34 segundos. Tras atrapar una patada al cuerpo, Silva desbalanceó a su oponente y lo arrojó al suelo antes de abalanzarse con un gancho de derecha contra un Holbrook que aún intentaba incorporarse. El golpe conectó brutalmente y la cabeza de Holbrook cayó a la lona. Si aún estaba consciente, Silva se encargó de que no pudiese recuperarse mediante tres golpes más antes que el referí detuviera la pelea.