Aunque aún se desconoce quién será el siguiente contrincante del actual monarca de las 170 libras, Tyron Woodley, todo apunta a que será el ex-campeón interino, Colby Covington.

Desde hace más de un año Covington ha increpado a Woodley en redes sociales con la esperanza de recibir una oportunidad titular, por lo que el campeón se ha visto obligado a responder en algunas ocasiones.

Luego de llamarlo un “desperdicio de esperma”, Woodley le ha lanzado un reto a Covington. Desde el espacio que conduce para TMZ, Hollywood Beatdown, Woodley le propuso a ‘Chaos’ (vía MMA Junkie) que por cada vez que él intente derribarlo tendrá que pagarle $10,000:

“Te apuesto $10,000. Cada vez que toques mi pierna para intentar derribarme me tienes que pagar $10,000 grandes. Quiero que las personas lo vean por lo que es. Tú no quieres ver estas manos. Tú no quieres hacer otra cosa que no sea superarme en lucha. Y a fin de cuentas él no puede hacer ni eso. Por lo que te desafío: Nada de lucha. Tocas mi pierna y me pagas $10,000. Si yo toco tu pierna yo te pago $20,000”.

Horas después Covington respondió que él le pagará a Woodley $10,000 por cada golpe que lance, ya que está seguro que no serán más de cinco. El ex-campeón interino está haciendo alusión a la pelea de Woodley con Demian Maia en el UFC 214, la cual es una de las peleas titulares en las que menos golpes se conectaron a lo largo de cinco asaltos en la historia de la organización.

Se espera que Woodley haga su regreso al octágono entre enero y marzo cuando esté completamente recuperado de la operación en su mano. ‘The Chosen One’ viene de defender exitosamente su cinturón por tercera vez luego de someter a Darren Till en la estelar del UFC 228.