Dana White quizás no dejó en claro cuando dijo a los fans que Tony Ferguson está pasando por problemas personales. Lo que explicaría que el ex campeón interino no vea acción desde UFC 229.

Esta tarde, MMA Junkie informó que la esposa de El Cucuy, Cristina Ferguson, coloco una orden de alejamiento hacia el atleta.

Según la investigación de MMA Junkie, la intervención de la corte se produce después de una serie de extraños incidentes relacionados con visitas de la policía a la casa de Ferguson, que comenzaron en Enero del 2018, y tres dentro del último mes.

Según se informa, estos incluyen a Ferguson destruyendo objetos, hablando de un chip de computador que él afirma tener en una pierna, arrojar agua bendita a su mujer y creer que “alguien estaba dentro de sus paredes”. Las cosas parecen haber llegado a un punto crítico el viernes pasado cuando aparentemente sacó a su hijo de la casa de sus padres, donde su esposa estaba de visita, y lo llevó de regreso a su hogar.

Después de la visita cambió las cerraduras de las puertas.

En los informes policiales, la esposa de Ferguson afirma que ella no temía por la seguridad de su hijo y que él no había sido violento con ella ni nadie, pero que sus arrebatos parecían empeorar y se negaba visitar a un doctor.

Tras lo sucedido, el Tribunal Superior del Condado de Orange programó una investigación del caso para el 22 de marzo y una audiencia de violencia doméstica para el 5 de abril.