Crédito de la imágen: Steve Marcus/Getty Images.

Que no hubiera dado UFC 200 por tener la estelar y la acción de UFC 202. Nate Diaz y Conor McGregor probaron de qué están hechos a través de cinco duros asaltos donde ambos guerreros demostraron sus dotes como peleadores. Al igual que en su primer encuentro, Diaz se repuso de un duro inicio para mostrar, cubierto de sangre, el corazón y la fiereza de Stockton. Durante minutos parecía que su rival se llevaría fácilmente el encuentro pero la dureza y el espíritu inquebrantable de Diaz, su presión y su trabajo de volúmen combinados con un cardio impresionante le dejaron presentar batalla hasta el final.

“The Notorious” mostró también sus bondades de siempre, sus contragolpes, sus patadas rápidas, su habilidad de controlar la posición de la pelea mediante el movimiento. Pero lo que mostró, más que nada, fue la capacidad de aprender y mejorar. Más que caer en el juego de manos de Diaz y cansarse en el proceso, Conor McGregor alteró su estrategia y dejó a Diaz casi rengueando mediante patadas, conservando más energía y dejando a su rival más vulnerable a sus ataques usuales. Tras un duro encuentro que un juez calificó de empate, Conor McGregor ganó la revancha y ahora ambos hombres apuntan a concretar una trilogía.

No lo temó mucho a "Rumble" Johnson definirse como el próximo contendiente al título semicompleto. Crédito de la imágen: Joshua Dahl-USA TODAY Sports.
No lo temó mucho a “Rumble” Johnson definirse como el próximo contendiente al título semicompleto. Crédito de la imágen: Joshua Dahl-USA TODAY Sports.

Anthony Johnson tardó solo 13 segundos para noquear a Glover Teixeira y establecerse firmemente como el contendiente número uno entre los pesos semicompletos, por debajo sólo de Jon Jones y el actual campeón Daniel Cormier. El brasileño salió buscando presionar a “Rumble”, quien conectó un uppercut de derecha que inmediatamente colapsó a Teixeira como si lo hubiera partido un rayo. Tan fulminante fue Johnson que Teixeira no se enteró de lo ocurrido e intentó derribar al referí Dan Miragliotta cuando pudieron reanimarlo.

En su mayor prueba en el peso welter hasta la fecha, Donald Cerrone dió uno de los mejores desempeños de su carrera. Rick Story es conocido por ser un duro peleador con un peligroso juego de clinch y ataques al cuerpo, pero fue incapaz de encontrar su ritmo frente a “Cowboy”, que llevó a su oponente a la lona para abrir la pelea antes de pasar a su famoso kickboxing. Jabs y patadas a las piernas marcaron la distancia y le permitieron a Cerrone conectar con una derecha al cuerpo seguida de una patada a la cabeza, que puso a Story fuera del encuentro a los dos minutos del segundo asalto. Cerrone cerró su noche desafiando al campeón de los ligeros Eddie Alvarez, a quien yá venció en el 2014.

Donald Cerrone mostró un desempeño poco menos que brillante. Crédito de la imágen: Joshua Dahl-USA TODAY Sports.
Donald Cerrone mostró un desempeño poco menos que brillante. Crédito de la imágen: Joshua Dahl-USA TODAY Sports.

Mike Perry llegó a la UFC para enfrentar a Hyun Gyu Lim a corto plazo, pero con siete victorias por nocaut y sólo dos peleas que llegaron al segundo asalto. En UFC 202, sumó otra victoria semejante. En los primeros minutos del round las manos de Perry dejaron a Lim en la lona dos veces y sólo el tamaño y la fuerza del coreano, sumadas a una mandíbula respetable, le dejaron volver a ponerse de pié. La tercera vez, un gancho izquierdo de contragolpe dejó a Lim inmóvil de cara al suelo y John McCarthy le dió el triunfo a Perry a los tres minutos y 38 segundos.

El debutante Sabah Homasi, en cambio, lo intentó de todo corazón y resistió un castigo brutal y sangriento lo mejor que pudo, pero fue incapaz de presentar mucha pelea contra Tim Means. La presión y precisión de “The Dirty Bird” en el uso de golpes rectos a la distancia, antes de cerrar el clinch y conectar brutales codazos al rostro, controlaron el ritmo de la pelea y le dieron poca oportunidad a Homasi de hacer nada más que cansarse lanzando volados buscando el nocaut frente a un rival superior. Means noqueó a Homasi a los dos minutos con 56 segundos del segundo asalto.

Participa de la conversación