ufc 214 jon jones
Crédito: Gary A. Vasquez-USA TODAY Sports

Uno de los mejores peleadores en la historia de la UFC dejó otra marca indeleble en la empresa en la estelar de UFC 214. Tras perder dos años y dos cinturones distintos por problemas fuera de la jaula, Jon Jones es de nuevo campeón de peso semicompleto de la UFC y volvió a coronarse frente a su mayor rival. Hay que darle crédito a Daniel Cormier, que en la ausencia de Jones capturó y defendió el título y que le planteó pelea a un grande como “Bones”. Cormier salió a presionar y mostró sus dotes, conectando duros golpes y poniendo a Jones a la defensiva por buena parte del encuentro.

A pesar de su larga ausencia, sin embargo, Jon Jones se mostró tranquilo y para nada oxidado, haciendo uso perfecto de su ventaja de alcance. Largas patadas a las piernas y al cuerpo cansaron a Cormier, que se encontró con rodillazos y codazos que cortaron su ofensiva antes de que pudiera encontrar su ritmo. Y finalmente, una patada no fue baja y conectó de lleno con la cabeza de “DC”. El campeón pudo mantenerse de pie por un momento y Jones se le fue encima, dejándolo en la lona y lloviendo un ground and pound brutal que no dejó lugar a dudas. A los tres minutos y un segundo del tercer asalto, Jon Jones recuperó su corona.

ufc 214 jon jones daniel cormier
Así, Jon Jones se convirtió en el primero en finalizar a Daniel Cormier. Crédito: Christian Petersen/Zuffa LLC/Getty Images

Tras otros cinco largos asaltos, Tyron Woodley retuvo nuevamente el título de peso welter y superó a Demian Maia por decisión unánime. La historia fue sencilla, la defensa de derribos de “The Chosen One” fue mejor que los derribos de Maia, que no pudo usar así su mejor arma y quedó a merced de su rival. A pesar de su gran ventaja, sin embargo, el campeón no sacó ventaja fuera de lo mínimo indispensable. Woodley se limitó a lanzar unas pocas derechas por asalto para llevarse los puntos y mantenerse firme para evitar intentos de derribo. Una pelea ampliamente abucheada por la multitud tras el gran inicio a la cartelera.

Y finalmente, con un nocaut al minuto con 56 segundos del tercer asalto sobre Tonya Evinger, Cris Cyborg es campeona de peso pluma de la UFC. Hay que darle crédito a Evinger, que aceptó la pelea con un mes de anticipación, pero poco pudo hacer la campeona de 135 libras de Invicta. Cyborg se tomó su tiempo, conservando energía y mostrando sus habilidades, encontrando los momentos para conectar golpes rápidos y limpios que se fueron acumulando. Con Evinger ya muy golpeada y cansada, rodillazos del clinch la dejaron en la lona y no hubo necesidad de ground and pound para darle a Cristiane Justino la tan merecida corona.

ufc 214 cris cyborg cristiane justino
Y finalmente, Cris Cyborg reina en la UFC. Crédito: Gary A. Vasquez-USA TODAY Sports

El resultado final dirá que Robbie Lawler se llevó una decisión unánime sobre Donald Cerrone, pero lo que importó fue el encuentro entre dos guerreros. Una batalla sin cuartel, Lawler se llevó con seguridad el primer asalto con la brutalidad que se espera de él. Saliendo con furia desde la campanada inicial, “Ruthless” se lanzó hacia el clinch tirando bombas en el camino para no darle a su rival tiempo para pensar. Un remolino de golpes mantuvo a Cerrone a la defensiva, pero el “Cowboy” supo lograr un derribo para recuperarse y salir de los primeros cinco minutos en sus términos.

Y si algo puede decirse de Donald Cerrone, es que es un tipo duro y que ama pelear. Tras un primer round difícil el “Cowboy” salió tranquilo al segundo y encontró su ritmo. Manteniendo a Lawler a distancia con patadas y encontrando sus momentos con rodillas y codos de cerca, Cerrone logró una clara ventaja en el medio del encuentro. El resultado final dependió del tercer round, parejo y reñido, donde Ruthless salió a presionar con la furia que lo caracteriza y Cowboy usó su pulidísimo arsenal para mantener distancia y mostrar sus dotes, y cualquiera de los dos peleadores podría haberse llevado el tan esperado encuentro.

ufc 214 robbie lawler donald cerrone
La batalla entre Lawler y Cerrone fue tanto técnica como feroz. Crédito: Gary A. Vasquez-USA TODAY Sports

La apertura de la cartelera ya vaticinaba una noche explosiva tras que Volkan Oezdemir noqueó a Jimi Manuwa en solo 42 segundos. “No Time” tiene dinamita en sus manos, una capacidad impresionante de aturdir a sus rivales incluso desde el clinch pecho a pecho. Con su espalda contra la jaula, Oezdemir conectó golpes cortos y rápidos que pusieron a su rival en retirada. Con Manuwa retrocediendo a todo vapor, Oezdemir presionó y conectó con una izquierda antes de empujar a su rival contra la lona con furia, saltando al ground and pound hasta que el referí detuvo el encuentro.

Participa de la conversación