ufc 216 tony ferguson kevin lee
Crédito: Brandon Magnus/Zuffa LLC/Getty Images

Tras UFC 216 hay un nuevo campeón en la división de peso ligero, aunque sea interino, y le espera un tremendo desafío al actual campeón Conor McGregor. Con sólo 25 años Kevin Lee es el futuro de la división, sí, sus derribos y control de lucha fueron efectivos, su striking ortodoxo y pulido mejora pelea tras pelea, sus habilidades son del primer nivel o están a punto de serlo. Pero no fue el “Motown Phenom” quién se llevó la gloria. La locura enfocada, metódica y aparentemente sin par de Tony Ferguson triunfó esta noche, nuevamente.

Ferguson no es perfecto. Incluso tuvo que reponerse a un difícil primer asalto, donde terminó absorbiendo ground and pound debajo de una montada completa. Pero su estilo poco ortodoxo le da resultados innegables. Siempre avanzando, lanceando a su rival con creativas combinaciones, peleando cómodamente en la lona, “El Cucuy” castigó en todo momento. Ferguson respondió a un derribo con un armbar feroz de la cual Lee escapó a pura fuerza de voluntad, pero así se expuso a un ahorque de triángulo que cerró la pelea a los cuatro minutos con dos segundos del tercer round.

ufc 216 tony ferguson kevin lee 2
Kevin Lee no logró la victoria, pero mostró habilidades de élite. Crédito: Jeff Bottari/Zuffa LLC/Getty Images

Y con un final de lo más espectacular, Demetrious Johnson hizo historia. El resto de la pelea, sin embargo, fue lo que todos esperaban tras diez defensas de su título de peso mosca. Ray Borg lo intentó, exhibió un atletismo impresionante y sólo queda ver cómo progresará desde aquí, porque en esta pelea poco logró. Johnson controló el encuentro principalmente con el grappling, anulando la ofensiva de su rival con el clinch e interceptado intentos de derribos para llevar la pelea a la lona a sus términos y en posición dominante.

Por cuatro asaltos Mighty Mouse llevó la pelea como quiso, conectando a voluntad en los breves momentos de pie y siempre dominando el grappling. Y como si se hubiera aburrido y buscara impresionar llegó el final. Demetrious Johnson levantó a Borg en una suplex, pero en medio del aire cambió de posición y cerró un armbar atroz. Borg se resistió todo lo que pudo, pero terminó por tapear a los tres minutos con 15 segundos del round final. Demetrious Johnson tiene es el peleador número uno libra por libra del mundo y tiene ahora el récord de defensas de título consecutivas de la UFC.

UFC 216 demetrious johnson ray borg
Todavía campeón, todavía dominante, todavía impresionante. Crédito: Jeff Bottari/Zuffa LLC/Getty Images

Tras la salida de Derrick Lewis a último momento por una lesión en su espalda, Fabricio Werdum sometió al reemplazo Walt Harris en un minuto con cinco segundos mediante armbar. Hay que darle crédito a Harris por aceptar pelear con un ex campeón en el día del evento, pero desafortunadamente para él nada pudo lograr. Werdum rápidamente logró un derribo, aseguró la montada completa, pasó a la espalda cuando su rival intentaba recuperarse, amenazó un mataleones y terminó llevándose la sumisión, su primer triunfo por esta vía en más de dos años.

Mara Romero Borella se llevó un triunfo dominante en su debut, sometiendo a la también debutante Kalindra Faria mediante mataleones en dos minutos con 54 segundos. La vencedora logró un derribo contra la jaula en los primeros 30 segundos, como respuesta a un intento de striking de su rival, y controló desde allí. Aunque Faria tuvo el buen juicio de alejarse la barrera para intentar mejorar su posición, le cedió a Borella la montada completa en el intento, y cuando la vencida intentó ponerse de rodillas para buscar levantarse cedió su espalda y se expuso a la sumisión final.

Beneil Dariush y Evan Dunham tuvieron una pelea extremadamente pareja que terminó en empate en la apertura de la cartelera principal. Los peleadores se vieron de igual a igual, intercambiando rápidas combinaciones, intentos de derribos y control contra la jaula. Dariush se llevó un primer asalto dominante, aturdiendo a su oponente con codazos y dominando en la lona, pero no pudo finalizar y gastó buena parte de sus energías en el intento. Dunham, durísimo, salió con toda potencia a presionar en el segundo y tercer round y con su ataque constante y derribos oportunos logró evitar la derrota en las tarjetas.

Participa de la conversación