ufc 229 khabib nurmagomedov conor mcgregor
Crédito: Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images

Al final de unos de los eventos más importantes del año para la UFC, Bruce Buffer leyó el resultado final en una jaula vacía. Khabib Nurmagomedov sometió a Conor McGregor mediante mataleones a los tres minutos con tres segundos del cuarto round de la estelar de UFC 229. La batalla fue todo lo promocionado, aunque se puede decir que algo dispareja. McGregor no logró encontrar su ritmo de pie ni hacer valer realmente a su demoledora izquierda, y aunque mostró buena defensa contra derribos y en la lona junto con gran fuerza de voluntad, sus momentos de éxito se vieron limitados a un tercer asalto ya marcado por el cansancio.

Y Khabib Nurmagomedov hizo lo que siempre ha hecho para llegar a 27-0. Tan amedrentador es el grappling de “El Águila” que el daguestaní incluso pudo usarlo para tener éxito de pie, ocupando al ex campeón con la idea del derribo y encontrando un feroz volado de derecha que dejó al irlandés en la lona. Pero finalmente fue la lucha dominante, el control arrollador, el ground and pound brutal y la siempre presente amenaza de sumisión lo que hizo su mella, golpeando y cansando a McGregor hasta que finalmente Nurmagomedov tomó la espalda y pasó el brazo alrededor del cuello de su rival.

UFC 229 khabib nurmagomedov
Khabib Nurmagomedov puede haber saboteado su mejor momento. Crédito: Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images

Y desde allí se perdió todo control de la situación. Con McGregor todavía sentado en la lona recuperándose del encuentro, el daguestaní le gritó unas palabras y luego tornó su atención hacia Dillon Danis, experto en jiujitsu y compañero del irlandés. Nurmagomedov saltó la jaula y desencadenó una riña que llevó a que uno de sus compañeros golpeara al todavía aturdido McGregor mientras seguridad intentaba detener a los dos grupos y a los fanáticos. Ambos peleadores tuvieron que retirarse por separado con seguridad, y Dana White se negó a darle el cinturón a Nurmagomedov en el octágono por miedo a desatar un disturbio.

Dado el final de la estelar, la coestelar se merece todos los premios de la noche tras que Tony Ferguson regresó a la acción y dejó fuera de combate a Anthony Pettis por nocaut técnico tras dos geniales rounds. “El Cucuy” mostró su peculiar movimiento, su precisión y duras combinaciones, planteando una dura presión constante a Pettis, que aún así encontró sus momentos para usar espectaculares patadas y pudo aturdir a Ferguson con un gancho derecho de contragolpe. El final llegó en la esquina de Pettis al final del segundo asalto, cuando su equipo determinó que “Showtime” había fracturado su derecha y decidieron parar la pelea.

UFC 229 tony ferguson anthony pettis
Tony Ferguson regresó con todo y volvió a la contención. Crédito: Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images

Dominick Reyes superó con creces a Ovince Saint Preux y se llevó la decisión unánime. OSP tuvo poco que ofrecer frente a la gama ofensiva de su rival y terminó limitado a infructuosos intentos de derribo. Reyes, en cambio, mostró que puede tener futuro en la división, manteniendo a su rival a raya con constantes patadas a través de los rounds, parando derribos o parándose rápidamente de la lona y mostrando veloces manos que aturdieron a Saint Preux más de una vez. De hecho, una izquierda colapsó a OSP justo antes de la campanada final, pero no fue considerado una finalización.

Con sólo diez segundos en el reloj del tercer asalto de una pelea que ya parecía perdida, Derrick Lewis mostró nuevamente su poder y fuerza de voluntad y noqueó a Alexander Volkov. Volkov, mal que le pese, llevó las de ganar durante todo el encuentro. El juego más técnico de “Drago” y su ventaja de alcance le permitieron castigar a Lewis a través de todos los asaltos, usando constantes patadas al cuerpo para cortar el cardio y combinaciones de 1-2 que dieron en la marca repetidas veces, pero a pesar de varios momentos de éxito no llegó a finalizar a la “Black Beast”.

ufc 229 derrick lewis alexander volkov
Tardó, pero Derrick Lewis sumó otro de sus usuales triunfos. Crédito: Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images

Lewis absorbió un castigo atroz, se vió en retirada múltiples veces y hasta peleó con los dos ojos hinchados desde el segundo asalto. En la técnica llevó las de perder, intentando barridas poco comunes sin éxito e incapaz de encontrar buenos momentos de contragolpe frente a su rival. Pero en este deporte no es todo sólo pura técnica, y a veces la dureza y fuerza bruta dan resultados. Lewis jamás dejó de buscar su mazazo y finalmente lo consiguió como contragolpe a una patada a la pierna, y la derecha inmediatamente dejó a Volkov en la lona donde el ground and pound cerró su noche.

Michelle Waterson abrió la cartelera principal con una indudable decisión unánime sobre Felice Herrig. “Lil Bulldog” tuvo poco que ofrecer frente a Waterson fuera de la idea de presión constante pero esto fue poco eficaz, devenido principalmente en largos y cansadores clinches contra la jaula. La “Karate Hottie” supo usar su ventaja en el striking y mantuvo constantemente la distancia, conectando los mejores golpes con una variedad de patadas con la que Herrig no supo lidiar, lo que sumando a un segundo round de control dominante en la lona tras una proyección le dió el triunfo.