UFC 234 anderson silva israel adesanya
Crédito: Jeff Bottari/Zuffa LLC/Getty Images

La estelar de UFC 234 recibió su lugar en el último minuto tras una desafortunada emergencia médica y planteaba un escenario a veces difícil de ver, otra joven estrella contra veterano en declive, pero la pelea tuvo quizás el mejor desenlace posible. Por tres asaltos Israel Adesanya y el gran Anderson Silva exhibieron striking de primer nivel en las MMA, tanteando con fintas, presionando inteligentemente, forzando avances y retrocesos, buscando aperturas y contragolpes que la mayoría de los peleadores ni consideran.

Silva mostró sus viejos trucos, incluyendo no pocas payasadas, la magia de “The Spider” que parece no termina de irse del todo: ese espectacular ojo para las oportunidades de contragolpe, la defensa efectiva a pesar de las manos bajas, la capacidad de forzar la ofensiva de su rival. Adesanya no se quedó atrás en estilo ni en técnica, evitando y parando las ofensivas de Silva, poniéndolo en guardia con la amenaza de patadas cambiantes, encontrando blancos en su rostro y piernas con más constancia que muchos otros. Israel Adesanya se llevó la decisión unánime merecida, pero en este cruce nadie salió como perdedor.

Lando Vannata se anotó un muy necesitado triunfo, sometiendo a Marcos Mariano mediante kimura en cuatro minutos con 55 segundos. Mariano contó con una notable ventaja de tamaño y alcance pero no llegó a mostrar gran cosa antes de verse derribado con autoridad. Una vez en la lona “Groovy” controló a voluntad y su rival pareció perdido, incapaz de montar defensa o contraataque alguno, mientras que Vannata consolidó su posición, trabajó paciente con el ground and pound y finalmente atrapó el cuello y brazo de Mariano para cerrar la llave final casi sin resistencia.

Ricky Simon se llevó la decisión unánime sobre el veterano Rani Yahya. Yahya no logró derribar a su oponente y por ende no tuvo la oportunidad de usar su temible jiu-jitsu, pero aún así presentó pelea con su dureza, presión constante y buscando siempre golpes duros y peligrosos. Simon llevó las de ganar a través del encuentro con su defensa contra el grappling y mejores dotes de pie, aunque absorbió golpes de parte de su oponente, y pudo imponerse a partir de mejor precisión y variedad, manteniendo a raya a Yahya mientras conectaba contragolpes.

Montana De La Rosa sometió a Nadia Kassem mediante armbar a los dos minutos con 37 segundos del round dos. Kassem tuvo poco que ofrecer y se vió abrumada desde el inicio, cuando su oponente la presionó hacia la jaula con combinaciones de 1-2, presionó el clinch y encontró un derribo. De La Rosa pasó casi todo el primer asalto cómoda en la posición superior, ablandando a su rival con ground and pound, y salió a buscar más de lo mismo en el segundo, llevando la acción a la lona con una barrida del clinch, tomando la posición superior y buscando tanto un triángulo como el armbar que resultó final.

El joven prospecto australiano Jimmy Crute mantuvo su invicto tras noquear a Sam Alvey en dos minutos con 49 segundos en la apertura. Tras un período de medición a la distancia, que vió al local probar la defensa de su oponente con patadas y golpes largos, fue una corta derecha de contragolpe la que dejó a “Smilin” en la lona. Crute se alejó pensando que tenía el triunfo pero el referí lo instó a continuar, y aunque Alvey pudo bloquear la patada que siguió no pudo evitar terminar en la lona absorbiendo ground and pound hasta que el referí paró el encuentro.