UFC 235 Jon Jones Anthony Smith
Crédito: Christian Petersen/Zuffa LLC/Getty Images

La estelar de UFC 235 fue una nueva muestra de que en este deporte hay niveles, y Jon Jones está en el más alto. Porque en un inicio Anthony Smith pareció plantear un encuentro parejo, tanteando, lidiando con la distancia y encontrando sus golpes, pero sólo en un inicio. De a poco, con calma y seguridad brutales, Jones fue desarmando a su contendiente. Incluso perder dos puntos por un rodillazo claramente ilegal, cuando Smith estaba de rodillas en el cuarto round, no afectó en lo más mínimo al desempeño de “Bones” cuando su rival accedió a disputar el quinto asalto.

Variedad de ataques en todos los niveles, presión en el clinch, derribos, ofensiva en la lona, Jon Jones impuso su voluntad frente a un rival cada vez más física y mentalmente agotado. Sin un momento de descanso, apenas conectando sus golpes cada vez más tímidos, Smith pareció perder su voluntad frente a los ojos de los espectadores. Una última, desesperada ráfaga del veterano de 45 peleas abrió el último round sin éxito, y de allí “Lionheart” pareció contentarse con esperar a la campanada final y la subsecuente, inevitable victoria de Jones por decisión unánime.

En papel la pelea parecía pareja, pero el resultado final fue una aplastante decisión unánime que vió a Kamaru Usman dominar a Tyron Woodley para convertirse en campeón de los welters. Woodley, de por sí pasivo y paciente, casi no dió señales de vida y fue totalmente incapaz de frenar el ritmo arrollador que impuso su rival. Y fueron cinco asaltos donde la “Nigerian Nightmare” impuso su voluntad sin lugar a dudas. Usman presionó en todo momento, dominando el grappling, derribando al campeón y controlando en la lona y hasta amenazando con simples pero potentes golpes que aturdieron varias veces a su rival.

Finalmente Ben Askren llegó a la UFC con una sumisión sobre Robbie Lawler, mediante ahorque bulldog en tres minutos con 20 segundos, aunque no sin controversia. Lawler tuvo un inicio de lo más feroz, parando un intento de derribo, estampando a su rival contra la lona y lloviendo ground and pound. Askren logró sobrevivir y trabajó su imponente lucha, hasta que finalmente pudo empujar a Lawler contra la jaula, amenazó con tomar la espalda y cerró un intento de ahorque desde el costado. Y aquí la controversia: el referí Herb Dean paró la pelea cuando pareció que Lawler se había desvanecido, pero el peleador inmediatamente dejó en claro que ese no fue el caso.

Weili Zhang lleva una racha de 19 victorias tras superar a Tecia Torres por decisión unánime. La “Tiny Tornado” tuvo sus momentos de efectividad, usando su velocidad y pesadas manos para sorprender a su oponente y tomando ventaja en la lona de a momentos, pero no pudo llegar a capturar asaltos. Zhang buscó trabajar principalmente a la distancia con patadas y golpes largos, intentando evitar las embestidas de su rival, pero terminó luciéndose en el grappling, sorprendiendo a la hora de encontrar derribos y mostrándose capaz de controlar a Torres buscando la sumisión.

Y continúa el brutal espiral en descenso de Cody Garbrandt con su tercera derrota por nocaut consecutiva, esta frente a Pedro Munhoz en cuatro minutos con 52 segundos de la apertura. De a momentos Garbrandt pudo controlar la distancia, usando su velocidad para evitar golpes y buscar los propios con sus innegables talentos, pero Munhoz no se dejó intimidar, incomodó a su rival y presionó hasta que encontró su oportunidad. Abandonando toda precaución, Garbrandt quiso demostrar su hombría o impresionar a los jueces y se lanzó a intercambiar volados con Munhoz hasta que un feroz gancho derecho lo dejó aturdido en la lona absorbiendo ground and pound.