LAS VEGAS, NEVADA - JANUARY 18: Conor McGregor of Ireland celebrates after knocking out Donald Cerrone in their welterweight fight during the UFC 246 event at T-Mobile Arena on January 18, 2020 in Las Vegas, Nevada. (Photo by Chris Unger/Zuffa LLC)

La esperada estelar de UFC 246 no tuvo mucho de pelea. El “Cowboy” Donald Cerrone jamás llegó a plantearla. Si fue, en cambio, un regreso triunfal para “The Notorious” Conor McGregor, que salió a buscar sangre tras cuatro años sin un triunfo. Abriendo amenazando con su famosa izquierda, el irlandés sorprendió a Cowboy usando su hombro para hendir su nariz cuando éste buscó el clinch, y cuando Cerrone inició una retirada McGregor persiguió con una patada a la cabeza y tres zurdazos que pusieron fin al asunto. Siguió algo de ground and pound casi superfluo para dar el punto final a un impresionante desempeño: Conor McGregor noqueó a Donald Cerrone en exactamente 40 segundos.

Holly Holm superó nuevamente a Raquel Pennington, revancha de su primer pelea en la UFC en el 2015, anotando la decisión unánime. A pesar de sus credenciales como striker, y su ya legendario nocaut sobre Ronda Rousey en el 2015, la estrategia de Holm dependió casi enteramente del clinch en una pelea lenta y tediosa. Pennington se mantuvo competitiva en los cortos y poco impactantes intercambios de pie pero no pudo evitar caer el clinch de Holm, que controló con ventaja de tamaño y fuerza pero poco hizo fuera de pasar los minutos para llevarse los asaltos.

Tras mucho esfuerzo, Aleksei Oleinik finalmente pudo atrapar a Maurice Greene para llevarse el triunfo por armbar a los cuatro minutos con 38 segundos del round dos. Greene llevó las de ganar en el striking pero lo que brilló fue su persistencia, defendiéndose a uñas y dientes en cada momento que su rival buscaba aplicar su temible grappling. Pero lo cierto es que la “Boa Constrictor” pudo llevar la pelea a su terreno con constancia. Oleinik arrastró a su rival a la lona en ambos rounds y trabajó buscando sumisiones, pasando buena parte del primer asalto intentando finalizar con su famoso ahorque Ezekiel antes de atrapar el brazo en la segunda ronda.

Brian Kelleher necesitó solo dos minutos con 49 segundos para dejar fuera al debutante Ode Osbourne con una guillotina. Osbourne mostró considerable atletismo, abriendo la pelea con un golpe superman con ambas manos en la lona y presionando a su rival con la velocidad de sus golpes, pero no fue suficiente. Kelleher mantuvo la calma, encontró su momento, cerró primero el clinch y estampó a su oponente contra la lona, trabajando con golpes para lograr la media guardia antes de atrapar a Osbourne en la sumisión definitoria.

Carlos Diego Ferreira continúa su ascenso con su sexta victoria consecutiva, sometiendo a Anthony Pettis al minuto con 46 segundos del round dos mediante neck crank. Medallista mundial de Jiu-Jitsu, desde un principio Ferreira presionó con temeridad, forzando la acción hacia la jaula y buscando el derribo para no darle a “Showtime” oportunidad de patear. Pettis conectó sus golpes mientras mantuvo la distancia y pudo incorporarse tras los primeros derribos, pero la persistencia de Ferreira dió fruto cuando llevó la acción a la lona tras bloquear una patada, tomó la espalda y apretó un intento de ahorque incompleto que torció el cuello de su rival hasta forzar la sumisión.