Jon Jones en UFC 247
Crédito: Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images

El reinado de Jon Jones sobre los pesos semicompletos ha sido indiscutible y con el tiempo ha dejado a la división algo carente de contendientes, pero siempre surge nuevo talento. En UFC 247 fue el turno de Dominick Reyes de dar un paso al frente. En tan solo su 13ra pelea, “The Devastator” mostró su calibre de campeonato y planteó cinco rounds de dura batalla, usando constante movimiento y variedad de ángulos para evitar que su temible rival tomara su ritmo, conectando explosivos golpes, poniendo al campeón en retirada y trabajando a un ritmo agotador posible solo por impresionante cardio.

Pero la experiencia en la cima es irremplazable, y Jones mostró la capacidad de adaptarse y sobreponerse a la adversidad necesaria de un campeón. Viéndose presionado durante los primeros asaltos, “Bones” apuntaló su defensa y dejó que su rival se cansara, preservando energía y saliendo a cazar cuando la oportunidad fue propicia. Cada minuto la actividad de Reyes disminuía y Jones controlaba la acción más y más, conectando a la distancia y anotando finalmente derribos que puntuaron el cambio de la marea a favor del campeón. Otra vez por decisión unánime, muy discutible pero final, Jon Jones retuvo el título de las 205 libras.

Valentina Shevchenko mantiene su dominio sobre las 125 libras, arrasando con Katlyn Chookagian y llevándose el nocaut técnico al minuto con tres segundos del tercer asalto. Y fue bien claro a través de la pelea que la contendiente se vio superada en toda fase. Chookagian logró pocos golpes y fue castigada en cada intento, con Shevchenko trabajando su conocido juego de contragolpes, usando variadas y creativas patadas y anotando derribos casi a voluntad, abriendo un feo corte con un codazo en la lona en el primer round y cerrando la pelea atrapando a su rival en un crucifijo para llover ground and pound.

Justin Tafa anotó su primer triunfo en la UFC en su segunda salida al octágono, noqueando a Juan Adams al minuto con 59 segundos. Adams no pudo sacar provecho de su notable ventaja de alcance, tambaleando tras una patada a su pierna delantera y viéndose aturdido por un rápido gancho derecho temprano en el encuentro. Viendo la ventaja, Tafa conectó más manos y puso a su todavía tambaleante rival contra la jaula con otra derecha antes de conectar un uppercut que colapsó a Adams, cerrando la pelea con unos pocos golpes extra.

Dan Ige se llevó la decisión dividida sobre Mirsad Bektic en un muy parejo encuentro. El primer asalto fue claramente para Ige, que con buena velocidad y mejor ojo anuló todo intento de su rival de tomar la iniciativa, conectando constantemente con sus manos en ofensiva y de contragolpe. Bektic pudo tomar el control del segundo round saliendo a presionar e imponiendo su grappling, anotando un importante derribo y controlando en la lona. El tercer asalto estuvo casi perfectamente dividido, con Bektic buscando repetir su éxito e Ige trabajando para retomar la iniciativa de pie con combinaciones y amenazando sumisiones en la lona.

Ilir Latifi no tuvo suerte en su primer pelea como peso completo en el octágono, perdiendo por decisión unánime frente a Derrick Lewis. En cuestión de tamaño, fuerza y resistencia Latifi no desentonó, logrando controlar a su corpulento rival con el clinch y derribos con ayuda de algo de técnica, pero en gran medida dependió de su quijada para llegar a la campanada final. Lewis trabajó su juego de siempre con mejoras sencillas pero presentes. Algo más medido y eficaz, “The Black Beast” se rehusó a trabajar en el grappling y presionó con feroz potencia de pie, conectando notables golpes en todos los asaltos.


Notas Destacadas