ufc fight night 105 derrick lewis travis browne
Crédito: Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images.

De sus últimas peleas, Travis Browne tuvo uno de sus mejores desempeños en la estelar de UFC Fight Night 105. Sin el ya infame entrenador Edmond Tarverdyan en su esquina y habiendo entrenado fuera del Glendale Fight Club, hogar de Ronda Rousey, para el evento, “Hapa” se vió enfocado y feroz a la hora de mantener a Derrick Lewis a distancia. Confiado y con buen manejo de su alcance, Browne pasó la mayoría del primer asalto castigando a su oponente con fuertes patadas a las piernas y al torso que tuvieron un visible efecto en Lewis.

“The Black Beast”, sin embargo, demostró que tiene tanto la dureza como el poder para poner en riesgo a rivales de alto calibre. Claramente dolido, Lewis salió al segundo asalto buscando pelea y pudo cerrar distancia. Una derecha bastó para dar vuelta toda la pelea. Fue el turno de la “Bestia Negra” de atacar ferozmente, estampando uppercuts contra un aturdido Browne que apenas atinó a defenderse. Otra derecha dejó a Hapa de espaldas a la lona y siguió el ground and pound, castigo brutal e innecesario, hasta que el referí nombró a Lewis el vencer a los tres minutos y 12 segundos del round dos.

ufc fight night 105 derrick lewis travis browne
Lewis celebra su brutal triunfo. Crédito: Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images.

Tras una racha de tres derrotas y verse forzado a subir a los pesos medios, Johny Hendricks puede haber iniciado un nuevo capítulo de su carrera al llevarse la decisión unánime sobre Hector Lombard. Un encuentro relativamente cauto entre dos hombres duros con brutal poder de nocaut y muy buen grappling, lucha de Hendricks y judo de Lombard, ambos peleadores buscaron con paciencia sus momentos y se mantuvieron principalmente de pie. Hendricks, con su mayor presión y rápida izquierda peleando como zurdo junto con feroces rodillazos de contragolpe, terminó por imponerse en las tarjetas.

Gavin Tucker extendió su invicto a 10 peleas y anunció su llegada a la promoción con una decisión unánime sobre Sam Sicilia. Tucker controló la mayoría de la pelea a la distancia, evitando las arremetidas de su rival con un veloz juego de pies, gran cantidad de patadas a las piernas y golpes rectos oportunos. Sicilia fue incapaz de activar y cerrar distancia en los primeros dos rounds, y aunque logró presionar de manera mucho más efectiva en el tercero Tucker mantuvo la calma, evitó lo peor del castigo y usó su grappling para dejar correr al reloj y llevarse la victoria.

ufc fight night 105 johny hendricks hector lombard
Los oportunos rodillazos de Hendricks hicieron la diferencia. Crédito: Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images.

Tras ocho meses de ausencia, Elias Theodorou pudo llevarse la decisión unánime sobre Cezar Ferreira. Un encuentro parejo y no muy técnico, Ferreira encontró éxito mediante distancia y contragolpes en el primer asalto frente a su más activo rival, pero un intento de derribo en el segundo le dió lugar a Theodorou para invertir posiciones, evitar intentos de guillotina y llover ground and pound. Ya cansados en la tercer ronda, Ferreira no pudo cerrar un ahorque tras tomar la espalda y perdió el asalto decisivo frente al volúmen de ofensiva de su oponente.

La debutante Gina Mazany no tuvo el mejor inicio en la UFC y terminó sometida por Sara McMann en un minuto con 14 segundos. Un encuentro claramente dispar, Mazany no tuvo ni una sola oportunidad de demostrar que tiene para ofrecer en la promoción y se encontró en un clinch contra la jaula con la medallista de plata en lucha casi inmediatamente después de la campanada de inicio. Del clinch a una barrida, ground and pound, otro derribo tras que Mazany logró ponerse de pié y el triángulo de brazo inmediatamente después, McMann fue arrolladora.

UFC Fight Night 105 sara mcmann gina mazany
No le tomó mucho a McMann cerrar la sumisión. Crédito: Tom Szczerbowski-USA TODAY Sports.

Paul Felder se convirtió en la primer persona en noquear a Alex Ricci, llevándose el triunfo a los cuatro minutos con 44 segundos de la apertura. Felder presionó a voluntad, evitó la mayoría de la ofensa de su rival y conectó con excelentes combinaciones desde los contragolpes, mientras que el vencido tuvo que mostrar y se vió superado fácilmente en el striking. El final llegó cuando Ricci intentó cerrar distancia mediante un jab y Felder conectó con un codazo corto que desvió la nariz de su oponente, dejándolo sentado en la lona esperando la intervención del referí.