ufc fight night 106 kelvin gastelum vitor belfort
Crédito:Buda Mendes/Zuffa LLC/ Getty Images.

El tiempo pasa para todos, incluso para “The Phenom” Vitor Belfort. Los ataques explosivos lanzando diestras y siniestras siguen estando pero su intensidad es menor, el juego ha cambiado y todo eso volvió a verse en la estelar de UFC Fight Night 106. Kelvin Gastelum trabajó un boxeo más técnico, más pulido, evitando las embestidas de Belfort y presionando con combinaciones más variadas, menos predecibles, mejores también en lo defensivo. La leyenda brasileña absorbió duras izquierdas y sobrevivió un viaje a la lona, pero no dos, y Kelvin Gastelum terminó por capturar un nocaut técnico en tres minutos y 52 segundos.

Un veterano que sí tuvo éxito fue Mauricio “Shogun” Rua, que logró su primer racha de tres victorias en la UFC tras noquear a Gian Villante a los cuatro minutos con 50 segundos del tercer round. Villante se presentó a dar pelea e intentó hacerle frente a la leyenda de PRIDE de pie, pero un ritmo predecible y falta de defensa terminaron por costarle. Rua logró contragolpes constantes y presionó con combinaciones a la cabeza y al cuerpo cada vez que vió timidez en su rival. El final llegó con un gancho derecho de contragolpe que aturdió a Villante y le permitió Shogun atacar hasta lograr el nocaut técnico.

ufc fight night 106 mauricio shogun rua mauricio rua gian villante
Rua mostró sus credenciales y superó con creces a Villante. Crédito:Buda Mendes/Zuffa LLC/ Getty Images.

Beneil Dariush tuvo un buen desempeño, pero no pudo evitar ser noqueado por Edson Barboza a los tres minutos con 35 segundos del round dos. Lejos de verse mal a pesar de la derrota, Dariush realizó un excelente trabajo a la hora de anular las feroces patadas de su rival y llevaba las de ganar en los intercambios de pie por su presión constante. Pero le tomó al brasileño sólo un momento para llevarse el encuentro. Dariush buscó un derribo para seguir presionando, y al agachar la cabeza se encontró con un rodillazo volador de Barboza que lo dejó colapsado en la lona.

Ray Borg se llevó una decisión unánime sobre Jussier Formiga tras una pelea extremadamente pareja. El encuentro fue pausado por la mayoría de su duración, con cautos intercambios de pie y períodos en el clinch, pero fue Borg quien mantuvo un mayor nivel de actividad y presionó para mantener a su rival a la defensiva. Fue clave el tercer asalto, donde por fin ambos hombres mostraron sus habilidades en el grappling fluyendo de posición en posición. El control de Borg en la lona durante los últimos cinco minutos, con tiempo en posición superior y en la espalda de Formiga, cerraron su triunfo.

El rodillazo de Barboza a Dariush ya es candidato para mejor nocaut del año.

Bethe Correia y Marion Reneau batallaron para llegar a un empate mayoritario. Correia llevó las de ganar durante los primeros dos rounds, sacando ventaja de pie y logrando derribos oportunos para cortar los intentos de ofensa de su rival. Los últimos cinco minutos, sin embargo, fueron para “The Belizean Bruiser”. Reneau conectó con un feroz rodillazo al principio del tercer round y pasó el resto de la pelea encima de Correia, lloviendo golpes y buscando desesperada una sumisión. Crédito a la brasileña, que resistió a todo como pudo y llegó hasta la campanada final.

Tras un inconcluso primer encuentro en las preliminares de UFC 207 por un malentendido en las nuevas reglas, Alex Oliveira sometió a Tim Means mediante mataleones a los dos minutos y 38 segundos del round dos en la apertura. El “Cowboy” brasileño controló la pelea de principio a fin con una presión feroz, y “Dirty Bird” no tuvo tiempo de plantarse para usar sus fuertes codazos y peligrosas combinaciones. El tamaño y la fuerza de Oliveira le permitieron aplanar a su rival con el clinch y derribos, y cuando Means intentó rodar para escapar se expuso al ahorque que cerró la pelea.