ufc fight night 115 alexander volkov stefan struve
Crédito: UFC

En su regreso a la normalidad, la UFC planteó un duelo de titanes entre los peleadores de dos metros Stefan Struve y Alexander Volkov. Ambos acostumbrados a rivales de menor tamaño, la estelar de UFC Fight Night 115 se tornó en una riña de gigantes. Struve encontró el éxito con un arsenal variado en un principio, pero agotó sus fuerzas rápidamente y no pudo mantener el ritmo. Volkov, a pesar de un duro corte cerca de un ojo, presionó medido y constante. Duras combinaciones de dos o tres golpes se acumularon hasta que Struve colapsó y quedó fuera a los tres minutos con 30 segundos del tercer asalto.

Tras perder tres años de su carrera, Siyar Bahadurzada lleva ahora una racha de dos victorias con su nocaut sobre Rob Wilkinson a los tres minutos con 10 segundos del round dos. El debutante Wilkinson pudo mantener el ritmo, evitar los feroces golpes de su rival y lograr tanto derribos como tiempo de control contra la jaula en el primer round. En el segundo no tuvo tanta suerte. Siyar “El Grande” encontró su momento y conectó con un volado de derecha que aturdió al australiano y dió lugar a una extensa ráfaga de golpes que cerró el encuentro.

ufc fight night 115 siyar bahadurzada rob wilkinson
Crédito: UFC

Marion Reneau se impuso a la debutante Talita Bernardo por nocaut a los cuatro minutos con 54 segundos del tercer round. La brasileña pudo demostrar sus bondades con buenos derribos y un feroces intentos de sumisión en el primer asalto, pero una pelea a corto plazo nunca es fácil. Bernardo se fue quedando visiblemente fatigada mientras pasaban los rounds y Marion Reneau sacó ventaja. Castigando con golpes a la cabeza y el cuerpo, la “Belizean Bruiser” controló de pie, detuvo derribos con creciente facilidad y terminó por tomar la montada completa antes de cerrar con ground and pound.

Leon Edwards se llevó la decisión unánime sobre Bryan Barberena en la apertura, con tres tarjetas de 29-28. Barberena se vio tentativo y solo logró un momento de éxito cerca del final del segundo asalto, un sorpresivo uppercut que dejó a su rival aturdido en la lona, pero “Bam Bam” fue incapaz de finalizar. Fuera de esto, los precisos contragolpes del “Rocky” jamaiquino controlaron la acción de pie y el prospecto de 26 años dominó buena parte de la pelea con su grappling. Oportunos derribos, lucha contra la jaula y buenas posiciones e intentos de sumisiones fueron las claves del triunfo para Edwards.

Síguenos en Twitter, dale me gusta a nuestro Facebook y subscribete a nuestro canal de YouTube.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)