ufc fight night 133 junior dos santos blagoy ivanov
Crédito: Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images

Tras más de un año de ausencia, “Cigano” regresó con un triunfo en la estelar de UFC Fight Night 133. Crédito a Blagoy Ivanov que mostró gran dureza frente a un ex campeón y amenazó con fuertes golpes de a momentos, pero la pelea fue toda para Junior dos Santos. Aunque quizás no fue el desempeño arrollador esperado dos Santos mostró sus dotes usuales, pasando 25 minutos trabajando su excelente jab al cuerpo y al rostro, su veloz y potente derecha, el gancho izquierdo, buen boxeo sencillo y pulido que sumó y sumó asalto tras asalto. Resultado final, decisión unánime con tres 50-45 para Cigano.

Sage Northcutt se recuperó de un inicio difícil y noqueo a Zak Ottow a los tres minutos con 13 segundos del segundo asalto. El primer golpe de Ottow fue una sorpresiva derecha que dejó al “Super Sage” aturdido, pero “The Barbarian” no logró concretar y aunque consiguió largo tiempo de control en la lona también dejó que su rival se recuperara. Northcutt mostró una feroz ráfaga al final del primer round y se defendió de los intentos de derribo en el segundo hasta que finalmente aturdió a su oponente con una sorpresiva izquierda, logró el derribo, tomó distancia y cerró con tres hammerfists decisivos.

Rick Glenn recibió la decisión dividida sobre Dennis Bermúdez tras una pelea pareja y movida. Bermudez supo imponer su grappling a través de la pelea, anotando múltiples derribos y logrando castigo en la lona, pero no pudo asegurar control extenso de su oponente que siempre lograba incorporarse. De pie Glenn llevó las de ganar gracias a su ventaja de alcance y altura, logrando combinaciones y golpes sueltos a la distancia, y aunque fue derribado con consistencia el “Gladiator” supo escapar de la lona y hacer lo bastante como para ganarse a dos de los jueces.

El premio para el nocaut más extraño de la noche, quizás del año, va para Niko Price, que noqueó a Randy Brown con hammerfists desde la posición inferior al minuto con nueve segundos del round dos. Tras un primer round muy parejo, con ambos hombres intercambiando en el striking y logrando avances en el grappling sin nada muy decisivo, fue Brown quien logró el derribo y buscó trabajar desde la lona en el segundo asalto. Pero cuando “Rude Boy” intentaba incorporarse para usar el ground and pound, Price pudo atrapar su cabeza con su pie y encontró el espacio para golpear hasta llevarse la victoria.

Como si nunca se hubiera ido, Chad Mendes regresó después de tres años de ausencia y anotó el nocaut técnico sobre Myles Jury en sólo dos minutos con 52 segundos. Tras un inicio tentativo, con ambos hombres buscando una oportunidad, Mendes fintó una derecha, bajó las rodillas para amenazar el derribo y en cambió entró con un gancho izquierdo que puso a su rival en la lona. Aunque Jury intentó cerrar su guardia, no pudo evitar que Mendes se le lanzara encima y lloviera ground and pound hasta que el referí paró el encuentro.

Cat Zingano controló fácilmente a Marion Reneau para llevarse la decisión unánime en la apertura. La pelea se disputó principalmente en el grappling, con Reneau intentando aplicar sus dotes en el jiujitsu sin éxito y viéndose atrapada en la posición inferior por largos períodos de tiempo. La habilidad de luchadora de Zingano brilló a través de los 15 minutos, permitiéndole controlar los clinches, anotar derribos constantes y aplanar a su rival en la lona para evitar intentos de sumisión y anotar su primer triunfo en cuatro años.