UFC Fight Night 145 Thiago Santos Jan Blachowicz
Crédito: Jeff Bottari/Zuffa LLC/Getty Images

La agresividad es lo que define a los éxitos de Thiago Santos, pero en la estelar de UFC Fight Night 145 fue la agresión de su oponente Jan Blachowicz lo que lo llevó al triunfo. Cabe decir que durante los primeros dos rounds el cruce se planteaba lento y paciente, con ambos hombres trabajando a la distancia, parejos a la hora de medir las defensas golpe a golpe con mucho acoso a las piernas. Pasados los primeros diez minutos, Blachowicz se descuidó buscando el ataque y absorbió un brutal par de ganchos que lo dejaron en la lona, sufriendo el ground and pound hasta que se detuvo la pelea a los 39 segundos del tercer asalto.

Stefan Struve se repuso a un mal inicio y sometió a Marcos Rogerio de Lima mediante triángulo de brazo a los dos minutos con 21 segundos del round dos. El primer round fue todo para Rogerio de Lima, que aturdió al “Skyscraper” con una derecha en los primeros segundos y pasó el resto de los cinco minutos controlando desde la posición superior. Struve absorbió otro golpe al principio del segundo asalto pero pudo anotar un derribo desde el clinch, y una vez que tuvo la posición superior no tardó en cerrar la sumisión. Habiendo anotado su onceava finalización en el octágono, y dados sus problemas de corazón, Struve terminó anunciando su posible retiro.

Michal Oleksiejczuk necesitó sólo un minuto con 34 segundos para superar a Gian Villante por nocaut técnico. Fue Villante quien parecía más dispuesto a atacar durante el período de medición, conectando con patadas a las piernas, una al cuerpo y un volado de derecha, pero buscar otro derechazo lo expuso a un brutal gancho al hígado de parte de su rival. Oleksiejczuk vió a su rival colapsar y no se hizo rogar, lanzándose al ground and pound para forzar la intervención del referí, pero fue el golpe al cuerpo lo que puso fin al encuentro.

Liz Carmouche se llevó la decisión unánime sobre la local Lucie Pudilova. La checa dejó que se le escapara un primer asalto más bien inactivo, pero Pudilova salió más despierta al resto de la pelea, buscó usar su ventaja de alcance y técnica en el striking y pudo parar el grappling de su rival e incluso tomar las posiciones superiores de a momentos. Carmouche llegó con un plan claro, hacer uso de la lucha, y pudo ejecutarlo con éxito, controlando cláramente el primer round a partir del clinch y el derribo y llevando la acción a la lona en todos los asaltos.

El imponente prospecto Petr Yan se acerca al top 10 de las 135 libras tras una dominante decisión unánime sobre John Dodson. “The Magician” intentó parar los avances de su oponente con su conocida movilidad y tuvo momentos de veloz ofensiva, pero a fin de cuentas llegó a la campanada final gracias a su sólida quijada. Yan trabajó en su estilo usual, presionando en todo momento, cambiando de postura y cortando las rutas de retirada de Dodson, y a través de 15 minutos “No Mercy” castigó a su rival con una impresionante exhibición de feroz y pulido striking que debería poner a la cima de la división en aviso.

Magomed Ankalaev superó al debutante promocional Klidson Abreu por decisión unánime en la apertura. Crédito a Abreu, normalmente peso completo, por aceptar el encuentro semicompleto con cuatro semanas de anticipación y por llegar a la campanada final tras sufrir una atroz rotura de nariz, pero el brasileño tuvo pocos momentos de éxito. Ankalaev llevó el ritmo del encuentro sin grandes prisas, parando los avances de striking de su rival, en especial con potentes uppercuts cortos, e imponiéndose en el clinch para anotar derribos y control en la lona.