Joanna Jedrzejczyk Michelle Waterson UFC Fight Night 161
Crédito: Josh Hedges/Zuffa LLC/Getty Images

A pesar de una series de derrotas, la ex reina del peso paja sigue siendo igual de peligrosa que siempre. Michelle Waterson lo experimentó en la estelar de UFC Fight Night 161 de la peor manera, viendo sus oportunidades de triunfar desvanecerse una a una hasta que sólo le quedaron dos sorpresivos derribos e intentos de mataleones que no llegaron a nada. Joanna Jedrzejczyk mostró todas las facetas de su impresionante nivel a través de 15 minutos, arrollando a Waterson con combinaciones, sumando daño con golpes largos y patadas las piernas, controlando intentos de grappling e imponiéndose en el clinch para llevarse una indiscutible decisión unánime.

Cub Swanson cortó con el invicto de la gran esperanza de la familia Gracie en la UFC, superando a Kron Gracie por decisión unánime. Crédito a la dureza del joven Kron, que le permitieron absorber atroz castigo a cabeza y cuerpo para seguir avanzando y golpeando de manera que hasta su rival terminó exhausto. Pero el encuentro fue claramente del “Killer”. Aunque con falencias defensivas que lo vieron absorber cierto castigo, Swanson evitó con facilidad la acción en la lona, usó constante movimiento y eligió sus momentos para llover golpes contra la anatomía de su rival, anotando arriba de las 100 conecciones y un triunfo dominante.

Niko Price anotó un nuevo nocaut desde su espalda, dejando a James Vick fuera mediante upkick en un minuto con 44 segundos. Price inició agresivo y fue quién llevó la acción a la lona en primer lugar, aunque Vick supo absorber los intentos de ground and pound e invertir las posiciones cuando ambos intentaban incorporarse. Fue cuando el “Texecutioner” intentaba posicionarse para golpear desde la posición superior que Price vió su oportunidad y estampó su talón contra la quijada de Vick, que inmediatamente colapsó fulminado e incapaz de defenderse del ground and pound definitorio.

Amanda Ribas fue, cronológicamente, la primera en llevarse el invicto de un experto en jiu-jitsu al vencer a Mackenzie Dern por decisión unánime. Dern se vió superada con creces en su regreso a la acción tras su ausencia por maternidad, incapaz de hacer valer sus credenciales en la lona con derribos infructuosos y striking poco pulido. Ribas se mantuvo paciente, forzó la acción de pie y así encontró sus momentos con facilidad, evitando los intentos de volado de derecha de su oponente para anotar duros contragolpes a través de los tres asaltos.

Matt Frevola anotó una decisión dividida sobre Luis Peña en una pareja batalla con buenos momentos de ambos peleadores. La presión y actividad constante fueron la mejor herramienta de Frevola, que logró sobreponerse a una notable desventaja de alcance al no darle oportunidad de respirar a su rival con duros volados y algunos derribos impactantes. Pena pudo usar su tamaño para evitar lo peor de los ataques de su oponente y sacar lo mejor de su ofensiva, conectando a la distancia cuando el ritmo de Frevola disminuía y amenazando con peligrosos rodillazos.

A duras penas, Eryk Anders logró imponerse a Gerald Meerschaert por decisión dividida. La principal ventaja de “Ya Boi” en el encuentro fue una notable disparidad atlética de la que sacó provecho, presionando con duros golpes que aturdieron incluso en conexiones parciales, usando más energía y forzando a su rival fuera del clinch a la lona a pura fuerza. Pero en lo técnico fue un desempeño complicado para Anders, que se vió muy golpeado y también puesto en retirada en ocasiones por Meerschaert, menos potente pero más medido y preciso, más dispuesto a usar más armas y encontrar varios agujeros defensivos que le pudieron haber ganado el cruce.


Notas Destacadas