Credito de imágenes: Getty/Zuffa/UFC

UFC Fight Night 87 fue el debut la empresa en los Países Bajos y un gran éxito para los peleadores locales encabezados por Alistair Overeem, quien noqueó a Andrei Arlovski en el evento principal. En una pelea entre hombres de una quijada algo frágil, la ventaja técnica de Overeem lo ayudó a evitar los ataques furiosos de Arlovski, en especial su pesadísima derecha, y mantenerlo en una cómoda distancia. El fín llegó al minuto y 10 segundos del segundo round, donde Overeem conectó con una patada frontal de salto seguida de una serie de puñetazos para cerrar el asunto.

Previo a eso, su compatriota Stefan Struve acabó con Antonio Silva en solo 15 segundos frente a una arena llena de fanáticos gritando su nombre. Una derecha rápida como estocada dejó aturdido al brasileño mientras intentaba cruzar la distancia entre ambos. “Bigfoot” siguió empujando hacia la jaula, pero recibió un par de uppercuts primero y un rodillazo al plexo solar después, y terminó por derrumbarse. Siguieron codazos a la sien, casi innecesarios, y el referí detuvo la pelea mientras Silva yacía de rodillas en la lona, inmóvil.

Stefan Struve no le dió a "Bigfoot" Silva la oportunidad de montar ofensiva.
Stefan Struve no le dió a “Bigfoot” Silva la oportunidad de montar ofensiva.

Gunnar Nelson se repuso de su aplastante derrota frente a Demian Maia, poniendo fin a la racha de cinco victorias a través de dos años que llevaba Albert Tumenov mediante mataleones a los tres minutos y 15 segundos del segundo round.  Nelson demostró que sus habilidades en el suelo, donde fue superado por Maia, son lo bastante buenas para amenazar al resto de los welters al derribar y controlar decisivamente a Tumenov en los dos asaltos de su encuentro. Tumenov se defendió bien de pie, pero fue incapaz de evitar la lona y salió perdiendo por ello.

La holandesa Germaine de Randamie realizó su retorno a la UFC tras más de un año de ausencia aniquilando a la debutante Anna Elmore mediante un nocaut a los tres minutos y 46 segundos del primer asalto. Tras que Elmore fracasó un intento de derribo contra la jaula, de Randamie definió el encuentro con su striking, manteniendo a su rival a raya con el jab hasta que encontró un momento para cerrar la distancia y aplicar el clinch. De ahí, “The Iron Lady” se tomó su tiempo y alineó un brutal rodillazo al cuerpo que dobló a su rival en dos y cerró la pelea.

Gunnar Nelson se repuso de una mala derrota y sometió decisivamente a Albert Tumenov.
Gunnar Nelson se repuso de una mala derrota y sometió decisivamente a Albert Tumenov.

Nikita Krylov sometió al cinturón negro de jiu-jitsu Francimar Barroso mediante mataleones a los tres minutos y 11 segundos del segundo asalto. Krylov marcó el ritmo del encuentro con su ofensiva, buscando siempre la finalización mientras Barroso intentaba tomarse su tiempo y poner distancia entre los dos. Fue el brasileño quien llevó la pelea a la lona, pero tras fracasar un intento de armbar y uno de triángulo cedió su espalda y el encuentro. Detalle curioso, Krylov recibió una advertencia del referí tras darle un cabezazo a Barroso en el pecho mientras estaba atrapado en la guardia.

Karolina Kowalkiewicz sigue invicta y probó sus habilidades en el muay thai sobre la participante del The Ultimate Fighter 20 Heather Jo Clark, logrando la decisión unánime en la apertura. Tras un primer asalto parejo, que dos de los jueces le dieron a Clark, Kowalkiewicz empezó a imponerse con su ritmo y precisión, lanzando combinaciones constantes y manteniendo su ataque incluso cuando Clark intentaba pausar mediante el clinch. Los codos por sobre la guardia, aunque no consiguieron derribar a “Hurricane”, fueron clave a la hora de mantener la ofensiva.

Kyoji Horiguchi logró otra victoria tras caer frente a Mighty Mouse. Credito: USA TODAY Sports
Kyoji Horiguchi logró otra victoria tras caer frente a Mighty Mouse.
Credito: USA TODAY Sports

En las preliminares, Kyoji Horiguchi superó con comodidad a Neil Seery para ganarse la decisión unánime. Su estilo de pie, mezcla de karate tradicional con un sólido boxeo, es una amenaza para cualquiera en la división y lo demostró al controlar y abrumar con facilidad al muy resistente Seery, que para su crédito siempre continuó avanzando y atacando. Horiguchi ya ha caído frente a Demetrious Johnson, pero con solo tres peleas como peso mosca en ese momento y a los 25 años, aún queda mucho espacio para que crezca y se gane la revancha.